Estado español financia por primera vez el anillo vaginal anticonceptivo

Sanidad reactiva la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva con una medida que beneficiará a 37.000 mujeres

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar social, María Luisa Carcedo.

Desde el pasado 1 de noviembre, el Sistema Nacional de Salud (SNS) financia por primera vez el anillo vaginal anticonceptivo, un anticonceptivo hormonal combinado del que se beneficien unas 37.000 mujeres, su inclusión  en la cartera de servicios contribuye al cumplimiento de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo de 2010.

egún informa el ministerio de Sanidad, en concreto, se incluye en su cartera de servicios el anillo con los principios activos Etinilestradiol (3,474 mg) y Etonogestrel (11 mg). Con este nuevo método son ya un total de 14 presentaciones de  anticonceptivos de última generación, también llamados de cuarta generación porque han sido desarrollados para lograr, además de su eficacia anticonceptiva, efectos beneficiosos no contraceptivos. Su característica principal es la antiandrogenicidad.

Sanidad también fomentará la educación sexual y reproductiva en las escuelas

Así, están incluidos en la cartera farmacéutica varios anticonceptivos que se administran por vía oral, hormonales combinados y a base de progestágeno. También están financiados distintos anticonceptivos reversibles de larga duración, conocidos como LARC, como tres tipos de dispositivos intrauterinos (DIU), Medroxiprogesterona inyectable e implante Etonogestrel.

Educación sexual y reproductiva

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad y el de Educación y Formación Profesional han formalizado un acuerdo para fomentar la promoción y educación para la salud sexual y reproductiva, entre otros. Ambos ministerios coordinarán el desarrollo de distintas iniciativas transversales y efectivas de educación afectivo-sexual en el entorno escolar.

De esta forma, el Ministerio da un paso más en la reactivación de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva en el SNS que, hasta el año pasado, se encontraba inactiva.

Este acuerdo también se enmarca dentro de la Ley que establece la necesidad de una educación afectivo sexual y reproductiva adecuada como el modo más efectivo de prevenir, especialmente en personas jóvenes, las infecciones de transmisión sexual, los embarazos no deseados y los abortos. Así, contempla la inclusión de educación afectivo sexual y reproductiva en los contenidos formales del sistema educativo.

Escrito y publicado por Redacción Médica el 27 de noviembre 2019 para Redacción Médica

Fuente original: Redacción Médica

Campaña para pedir educación sexual en las aulas

Varias organizaciones reclaman al futuro Gobierno la incorporación de la educación sexual al currículum escolar para garantizar un sexo seguro, con libertad y basado en la igualdad.

Campaña para pedir educación sexual en las aulas / Cristina Quicler (GETTY IMAGES)

Internet es la principal fuente de información sexual para la mitad de los jóvenes, por encima de los amigos y por supuesto de la madre o del padre que es el último al que preguntan. Lo dice la reciente encuesta de la Sociedad Española de Contracepción. Datos más alarmantes ofrece otro estudio de la Universitat de les Illes Balears: hay niños de 8 años que ven pornografía en el móvil o la tableta y el consumo de porno, con imágenes machistas y cada vez más fuertes, es generalizado a partir de los 14. Además el 80% de los jóvenes reconoce que no recibieron ningún tipo de formación sexual o que fue insuficiente.

Varias organizaciones, encabezadas por la Federación de Planificación Familiar, han iniciado una campaña para pedir que la educación sexual se incorpore al currículum escolar por ser una “herramienta fundamental para ayudar a los menores y jóvenes a vivir sus relaciones sexuales de forma segura y con libertad, basadas en el respeto y la igualdad”. La campaña invita a asociaciones, entidades, Ampas y colectivos sociales a apoyar una carta abierta dirigida al Congreso, al Senado y al futuro Gobierno.

Con esta carta piden que la educación sexual sea apoyada por las instituciones públicas, incorporada a la ley de educación y aplicada en todo el territorio a través de políticas publicas específicas que incluyan a toda la comunidad educativa y que eviten que su aplicación dependa de la voluntad de cada comunidad autónoma.

El texto afirma que la educación sexual debería ofrecerse de forma estructurada en el aula para que todos los niños, niñas y jóvenes puedan acceder a fuentes fiables de información. Señala que España es una excepción porque este es un asunto completamente común en Europa donde en la mayoría de los países existen leyes, políticas o estrategias por las que se establece de manera obligatoria o se apoya la educación sexual.

Sin embargo, en España la educación sexual no está establecida en la legislación educativa a pesar de que la Ley de Salud Sexual y Reproductiva indica que “los poderes públicos, en el desarrollo de sus políticas sanitarias, educativas y sociales garantizarán la información y la educación afectivo-sexual y reproductiva en los contenidos formales del sistema educativo”.

Las organizaciones que impulsan la carta explican que la inclusión en los centros educativos varía enormemente, depende de las autoridades autonómicas, locales y de los propios centros, en los que entidades muy diversas realizan talleres puntuales sin que exista un consenso respecto a los objetivos y contenidos. Y esto genera, dicen, desigualdades y que la educación sexual sea una cuestión de suerte y no de derechos.

Por eso piden a los grupos parlamentarios y al futuro Gobierno que actúen ya para que la educación sexual esté presente en los planes de estudio de todos los centros, planes consensuados con especialistas, dotando además de recursos al profesorado y a las familias para que entiendan la importancia de la educación sexual en la formación de los menores.

Escrito y publicado por Mariola Lourido el 24 de noviembre 2019 para Cadena Ser

Fuente original: Cadena Ser

NUEVA GUÍA RIOD: Prevención y Reducción de Riesgos asociados al consumo de drogas y las adicciones entre la población joven

Presentación de la Guía “Prevención y reducción de riesgos asociados al consumo de drogas y las adicciones entre la población joven” en la sede del Plan Nacional Sobre Drogas. Imagen recuperada desde RIOD.org

Las razones por las que la población juvenil inicia un consumo de sustancias o adopta conductas adictivas están influenciadas por factores que, a menudo, escapan a su control; factores personales, de su entorno macro social y micro social que pueden poner a los y las jóvenes en una situación de vulnerabilidad.

La falta de oportunidades, la pobreza, la escasa implicación de los padres y madres, y de apoyo social; la influencia y presión del entorno, o la carencia de programas de prevención en centros educativos son comunes entre la juventud con problemas de consumo de sustancias y conductas adictivas.

Es un desafío global que requiere ser atendido desde la coordinación, la cooperación, el intercambio de experiencias, la socialización de conocimientos y la reflexión conjunta, adoptando medidas de prevención eficaces y prácticas para proteger a las personas, en particular durante la adolescencia y la juventud, proporcionándoles información precisa sobre los riesgos, promoviendo competencias y oportunidades que permitan elegir modos de vida saludables y fomentando un desempeño positivo de las funciones parentales y entornos sociales saludables.

Con el fin de promover una intervención preventiva, basada en la evidencia y en el contraste, se ha elaborado esta Guía  “Prevención y reducción de riesgos asociados al consumo de drogas y las adicciones entre la población joven”, una publicación en la que se recopilan respuestas aportadas por la sociedad civil, entre ellas, nuestro proyecto En Plenas Facultades de la Fundación Salud y Comunidad en la que se considera y presenta como una experiencia a modo de buenas prácticas y que supone un ejemplo exitoso a replicar.

Junto con ellas se incluye una introducción que recoge consideraciones previas y sugerencias sobre criterios y estrategias que pueden ser utilizadas para el diseño y ejecución eficaces de proyectos y acciones de prevención y reducción de riesgos.

Esta iniciativa ha sido financiada a través de la convocatoria de 2017 para la realización de actividades de interés general, con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Descarga la guía AQUÍ

Noticia escrita y publicada por RIOD el 31 de octubre 2019 para RIOD.es, adaptada para el público lector del blog En Plenas Facultades

Fuente original: RIOD.es