Entradas

La lucha contra el sida se sube a la ola del #MeToo

 

La ONU advierte de que no se puede ganar la batalla a esta epidemia si continúan las altas tasas de violencia machista, especialmente en algunas regiones de África

Daud

Desde hace meses, los ecos del movimiento feminista #MeToo resuenan en casi todas las esquinas del planeta. Una mayor concienciación sobre la violencia contra las mujeres empieza a calar. Una oportunidad que los responsables de otra batalla aún por ganar, la del sida, no quieren dejar pasar. Sobre todo, subrayan, porque hay un vínculo demasiado estrecho entre la violencia de género y esta enfermedad.

“Tenemos que usar el #MeToo, esta ola que nos obliga a revisar cuestiones de discriminación, de violencia en la comunidad, de marginación de las mujeres”, afirmó en París el director ejecutivo de Onusida, Michel Sidibé. “Hay que usar este movimiento para reforzar el vínculo, que ya existía, de la lucha contra el sida y la violencia contra las mujeres”, insistió el miércoles al presentar los no muy alentadores datos del último informe anual sobre la batalla contra el VIH-Sida en el mundo.

Datos recabados por Onusida durante 2017 dan una idea del problema. Cada semana, unas 7.000 mujeres jóvenes, de entre 15 y 24 años, son infectadas con el virus. En África subsahariana, tres de cada cuatro nuevas infecciones afectan a mujeres adolescentes de 15 a 19 años. Además, las mujeres de 15 a 24 años son dos veces más susceptibles que los hombres de vivir con VIH.

Una encuesta realizada en 74 países halló que el 18% de mujeres casadas o en pareja de entre 15 y 49 años declaró haber sufrido violencia por parte de su pareja

Más de una de cada tres mujeres en el mundo (35%) ha sido víctima de violencia sexual o física, a menudo por parte de su pareja. Una encuesta realizada en 74 países halló que el 18% de mujeres casadas o en pareja de entre 15 y 49 años declaró haber sufrido violencia física y/o sexual por parte de su pareja en los últimos 12 meses.

En algunas regiones, las mujeres víctimas de violencia son 1,5 veces más susceptibles de contraer el VIH. “Hay una relación muy clara entre esas violencias y el riesgo de contraer el VIH”, subrayó el jefe de Onusida. “No podemos ganar a esta epidemia si seguimos con esta tasa de violencia machista”, insistió Sidibé. “Necesitamos nuevos programas para poner fin a la violencia contra las mujeres”.

La violencia también hace que muchas mujeres no revelen que son portadoras a sus parejas, familia o ni siquiera a los responsables de salud, lo que “limita las oportunidades de recibir un apoyo y cuidados vitales”, subraya Onusida. Además, la violencia, o el miedo a sufrirla, puede hacer que a las mujeres les resulte más difícil aún insistir en prácticas sexuales seguras y acudir a servicios de salud sexual o reproductiva.

Más allá de programas específicos para cada país y para ciertos sectores sociales, se hace imperativo, según el jefe de Onusida, que la educación sexual forme parte del programa lectivo en las escuelas.

“Necesitamos un programa global de educación de la sexualidad, no podemos seguir cerrando los ojos ante este tema y decir que nuestros hijos no lo necesitan”, sostuvo Sidibé. “Si no les damos las herramientas para que se eviten [nuevas agresiones sexuales], no ganaremos esta batalla”, advirtió.

Un problema también interno

La propia organización no es ajena al escándalo en torno a la violencia sexual contra mujeres. Sidibé reiteró esta semana en París que no dimitirá pese a las críticas a su gestión de unas denuncias de agresión sexual de varias empleadas de Onusida contra su antiguo número dos, Luiz Loures.

No podemos ganar a esta epidemia si seguimos con esta tasa de violencia machista

En 2016, Martina Brostrom, una funcionaria de Onusida, denunció a Loures por acoso y agresión sexual. Un año más tarde, el Servicio de Evaluación y Audición (IOS) de Naciones Unidas concluyó que faltaban pruebas, pero criticó a Sidibé por haber intentado resolver el asunto de “manera informal” mediante un encuentro entre acusadora y acusado. El pasado mes de abril, la investigación se reabrió después de que surgieran nuevas denuncias contra Loures de otras mujeres, incluida la antigua directora de igualdad de género de Onusida, Malayah Harper. Loures acabó presentando su dimisión y varias organizaciones de lucha contra el Sida exigieron que Sidibé hiciera lo mismo.

Este, sin embargo, defendió una actuación que vinculó a la confidencialidad que exigía, según él, la investigación y aseguró que si se mantiene en el puesto es, precisamente, para lograr una organización más “transparente” que proteja “a las mujeres y a las víctimas”. En este sentido, dijo que ha pedido una comisión de expertos que “revise nuestras políticas y nos ayude a cambiar las cosas”. Porque el problema, reconoció, “está en todas partes”.

Escrito por Silvia Ayuso el 20 de julio de 2018 para Planeta Futuro || El País

Fuente original: https://elpais.com/elpais/2018/07/19/planeta_futuro/1531999812_463061.html

 

Una vacuna contra el VIH obtiene resultados prometedores

Ensayada en poblaciones de tres continentes, se ha mostrado capaz de activar el sistema inmune

Los adictos a la heroína están entre los grupos de riesgo con los que se han ensayado varias vacunas || PAULA BRONSTEIN/GETTY IMAGES

Una vacuna contra el VIH probada con unas 400 personas se ha mostrado segura y capaz de activar el sistema inmunitario. Los ensayos han mostrado además que esta candidata podría funcionar en humanos de distintas regiones geográfica. Hasta ahora, la amplia diversidad de cepas del virus ha hecho fallar a otras candidatas. Los autores del trabajo, sin embargo, piden cautela con sus resultados.

La investigación, publicada este sábado en The Lancet, muestra que esta vacuna experimental HIV-1 es tolerada tanto por humanos adultos como macacos rhesus. Además, generó una fuerte y sostenida respuesta del sistema inmune en ambos. En total, se probó con 393 humanos de Tailandia, EE UU y Sudáfrica. Anteriores intentos se habían limitado a zonas geográficas determinadas, lo que dificultaba la generalización de los resultados. En los macacos, mostró una protección muy elevada.

“Estos resultados hay que interpretarlos con cautela”

“Estos resultados hay que interpretarlos con cautela”, aclara en una nota el director del Centro de Virología e Investigación en Vacunas del Centro Médico Beth Israel Deaconess (Boston, EE UU) y principal autor del ensayo, Dan Barouch. “Los retos en el desarrollo de una vacuna contra el VIH no tienen precedentes y la capacidad para inducir una respuesta inmune específica ante el VIH no indica necesariamente que la vacuna protegerá a los humanos de la infección por VIH”, añade.

Es lo que quieren comprobar en una siguiente fase en la que, basados en estos resultados, el ensayo clínico se ha extendido y se vacunará a 2.600 mujeres de Sudáfrica en situación de riesgo de contraer el VIH.

Escrito por el diario El País el día 7 de julio de 2018 para el cuerpo “Ciencia” del medio  http://elpais.com

Fuente original: https://elpais.com/elpais/2018/07/07/ciencia/1530961215_627268.html

Ligando en Grindr contra el VIH: la Agencia de Salud de Barcelona ya tiene una cuenta en las ‘app’ de contactos

  • La Agencia tiene usuario en cuatro aplicaciones para relaciones entre hombres para fomentar la detección precoz de infecciones de transmisión sexual
  • “Atendemos a sus dudas sobre relaciones sexuales y les recordamos que pueden realizarse la prueba de detección”, explican en el equipo del chat
  • En 2017 un total de 200 personas se hicieron las pruebas tras recibir la información en estas ‘app’, aunque su impacto podría ser mayor

Los barceloneses que usan Grindr y otras ‘apps’ para tener relaciones entre hombres puede que se hayan encontrado recientemente con un usuario atípico, que en vez de ligar lo que quiere es dar consejos sobre salud sexual. La Agencia de Salud Pública de Barcelona tiene desde hace un año una cuenta propia en cuatro de estas ‘apps’ con las que interactúa con los usuarios para recomendarles que se realicen las pruebas sobre infecciones de transmisión sexual. Por esta vía ha conseguido en 2017 que al menos 200 personas realicen el test.

Consciente de la alta incidencia de las infecciones de transmisión sexual entre el colectivo gay (el 83% de los casos de VIH entre hombres en Barcelona se dan a través de relaciones homosexuales), la Agencia de Salud Pública de la ciudad ha decidido llevar su difusión sobre la prevención y la detección precoz a estas aplicaciones. Tiene usuario en Grindr, Wapo, Planeta Romeo y Scruff, todas ellas destinadas a hombres gays, bisexuales u otros que quieren tener relaciones con hombres.

“Es un sistema persona a persona para hacer lo más accesible posible las pruebas de diagnóstico”, asegura Maribel Pasarín, responsable del Observatorio de Salud Pública de Barcelona. A la práctica, lo que hace este organismo es abrir una cuenta como si fuera un usuario más, pero con el logotipo de la institución. Así es como se aparece a todos aquellos que estén en su radio de influencia (puesto que estas aplicaciones ofrecen contactos en el área geográfica en que uno se encuentra). Al verlo, los usuarios pueden empezar una conversación vía chat, como se hace habitualmente, aunque en este caso quien responde es un profesional de la salud.

“Atendemos a sus dudas sobre relaciones sexuales, tratando de adaptarnos a su casuística, pero siempre respetando el anonimato, y lo que siempre hacemos es recordarles que pueden realizarse la prueba de detección de infecciones muy cerca de donde están y de forma gratuita”, cuenta uno de los miembros del equipo de cinco profesionales que responde al chat, aunque prefiere no dar su nombre.

En 2017, el primer año de piloto de este proyecto, la Agencia ha intercambiado mensajes con unos 4.000 usuarios de estas ‘apps’, de los que 200 han acudido a sus sedes a hacerse la prueba, y 4 han sido diagnosticados con VIH y 3 con sífilis.

Desde las entidades LGTBI valoran esta nueva medida como un paso más para acercarse a las poblaciones llamadas de riesgo, como sucedió por ejemplo en 2006 con la habilitación de puntos para realizar pruebas en las saunas destinadas a relaciones sexuales. “Nos parece razonable que la Administración intente llegar allí donde se encuentra la gente”, afirma Quim Roqueta, de la entidad Gais Positius.

“La salud sexual del colectivo LGTBI nos preocupa, tenemos que hacer llegar a la población, sobre todo joven, que la detección de infecciones es gratuita y necesaria”, apunta Eugeni Rodríguez, del Observatorio contra la Homofobia.

Las infecciones por VIH se han estabilizado en los últimos años e incluso han descendido de 385 a 230 de 2015 a 2016, pero lo que preocupa ahora a la Agencia de Salud Pública es el incremento de casos de gonorrea (de 588 a 1.072 en un año) y de sífilis (de 508 a 720). Aunque aseguran que buena parte del incremento se debe a un cambio legislativo en 2015 por el que se incluye estas infecciones dentro de las enfermedades de declaración obligatoria, reconocen su preocupación por un ligero descenso del uso del preservativo sobre todo entre los jóvenes.

Ampliar el radio y el uso de las ‘app’

En la Agencia de Salud Pública estudian ahora ampliar el radio de actuación de su usuario. Cabe precisar que, al contar con una única cuenta, la población a la que llegan es la que se encuentra en un radio cercano a sus sedes de la plaza Lesseps y la avenida Drassanes. “A veces nos movemos por varios sitios de la ciudad para llegar a más gente”, asegura uno de los técnicos, pero admite que no es lo habitual.

Una opción que barajan es desplazarse a eventos a los que acuda en multitud el colectivo homosexual, como puede ser el Pride u otros festivales. Están a la espera de hacer balance del piloto para decidir qué presupuesto le dedican en el futuro, pero a juzgar por el aumento destinado a la prevención de estas infecciones (ha crecido un 42% de 2015 a 2017), todo apunta a que se ampliará.

Otra vía de difusión que emplea la Agencia de Salud Pública de Barcelona dentro de las ‘app’ es la de la publicidad al uso, con la que ha alcanzado este 2017 unas 8.800 visualizaciones, de las que un centenar han acabado en pruebas de detección. Sin ir más lejos, la agencia de la Unión Europea para la prevención y control de enfermedades publicó en diciembre una guía para aconsejar a aquellas administraciones que quieran publicitarse en estas ‘apps’.

Fuente: eldiario.es