Entradas

Re-inicio en la Universidad

Ya va acabando el verano y con ello vuelve a empezar una nueva estación, como todas, cargada de retos. Algunas personas empezarán en la universidad y otras continuarán con sus estudios o con otros y, sea como sea, empezará el calendario de formación.

Entre las nuevas profesoras y profesores, asignaturas, compañeras y compañeros de clase, edificios y aulas, también aparecen otras actividades como conferencias, talleres y cursos que, a veces, tienen que ver con los estudios y, otras veces, no, pero por el motivo que sea, captan nuestra atención.

Así, hay personas que deciden dedicar parte de su tiempo libre en pasar algunas horas más en la universidad y, en este caso, participando en el curso Tria Triar (En Plenas Facultades) en la Universidad de las Islas Baleares, donde se ofrece al colectivo estudiantil universitario información y formación sobre:

  • Las conductas adictivas, sean químicas o no químicas.
  • Los riesgos asociados y las pautas para minimizarlos.
  • Información sobre la perspectiva de género y las violencias sexuales en los espacios de ocio.
  • Las conductas eróticas y sexuales saludables.

Se organiza a través de formaciones teóricas, actividades informativo-preventivas y la dinamización de los Campus Universitarios en los cuales interviene. Esta dinamización se basa en la formación y capacitación de una red de personas agentes de promoción de la salud dentro de cada universidad, las cuales se encargan de desarrollar las actividades dirigidas a multiplicar los mensajes preventivos entre otras personas que también estudian en la universidad, es decir, entre sus iguales.

Ir a la universidad no es sólo aprender teorías, resolver ejercicios, comentar textos y aprobar exámenes; también se trata de crecer emocionalmente y, a veces, es una cuestión de abrir puertas en la consciencia.

Si nos hacemos la pregunta: ¿qué papel representan las personas jóvenes en la sociedad? Podemos responder que la publicidad, las personas adultas y tantas otras fuentes de influencia lanzan mensajes que a veces son contradictorios con la idea que tienen de sí mismas. Así, se aprende a gestionar las emociones en los diferentes espacios en los que nos encontramos y la universidad es uno de ellos. Si no habían aparecido antes, la juventud puede entrar en contacto con unas realidades de consumo de sustancias a las que hacer frente, también al hecho de tomar más decisiones, informarse con ojo crítico, poner límites, resolver dudas, desmontar prejuicios y aceptar realidades que no se les habían mostrado o que se les habían negado, entre otras.

Las experiencias durante estos años han dado lugar a valoraciones por parte de las y los estudiantes, como las siguientes:

“Interactuar en clase y poder hacer dinámicas en el campus”, 2018

“Los debates entre alumnado y docente”, 2018

“Confirmar que la sociedad está poco implicada”, 2018

“Poder poner en práctica los conocimientos teóricos”, 2018

“El cambio de perspectiva que ha dado sobre mis propios conocimientos”, 2018

“Me ha gustado mucho que el taller me haya aportado los conocimientos necesarios para tener una visión más crítica y amplia sobre el mundo de las drogas”, 2018

“Creo que en la UIB hacían falta actividades como estas, ya que muchas personas estudiantes no saben de muchos aspectos de los que nos informaron”, 2017

“Encuentro que es una buena forma de, además de obtener conocimientos, conocer más gente del ámbito universitario”, 2017

Desde aquí queremos dar las gracias a todas las personas estudiantes que han participado de alguna forma en el proyecto, a aquellas personas de las universidades y de las administraciones que nos han apoyado durante todos estos años y sobre todo confiamos en que las semillas que vamos sembrando en ellas, tengan como resultado unas plantas bien resistentes, saludables y sostenibles para la vida que nos toca vivir y disfrutar.

 

Y como muestra, podéis leer unos de los diarios reflexivos que nos envió un estudiante que participó en el curso.

DIARIO DE UN MÓVIL, Antoni Cerdà Fullana

* Imagen ganadora del concurso de fotografía: “Si no paramos de contaminar, este será el futuro. Amina Claire Cadiñanos Chapman”

Autora: Alicia Bustos Vargas, EPF Baleares

Resultados EPF del Curso 2017/2018

A las puertas de agosto y más felices que unas perdices tanto por los resultados obtenidos, como por las personas con las que hemos compartido espacios, momentos y aprendizajes y porque nos encanta poder seguir promocionando conductas saludables,  🙂 compartimos algunos de los resultados del curso 2017/2018.
Feliz veranito!

El número de países con leyes antitabaco se cuadruplica en 10 años

  • La OMS acusa a las tabacaleras de entorpecer las medidas contra el tabaquismo y los esfuerzos de los gobiernos por aplicar plenamente intervenciones que pueden salvar vidas y ahorrar costos.

El número de países que han aprobado medidas contra el tabaco se ha cuadruplicado en los últimos 10 años, estando actualmente el 63 por ciento de la población mundial protegida frente a este hábito por, al menos, una medida legislativa, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la ‘Epidemia de Tabaquismo’.

En la actualidad, 4.700 millones de personas viven en zonas donde se ha aprobado alguna medida de control del tabaco derivada del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco como, por ejemplo, la conocida como ‘Mpower’, establecida en 2008 para promover la vigilancia en el consumo de tabaco y las políticas de prevención, proteger a la población del humo, ofrecer ayuda a los fumadores para abandonar el hábito, advertir de los peligros que conlleva fumar y hacer cumplir las prohibiciones publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.

En este punto, la OMS ha advertido de que la industria tabacalera sigue entorpeciendo los esfuerzos de los gobiernos por aplicar plenamente intervenciones que pueden salvar vidas y ahorrar costos, según se indica en el nuevo Informe OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo, 2017.

“Los gobiernos de todo el mundo no deben perder tiempo en incorporar todas las disposiciones del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco en sus programa y políticas nacionales de control del tabaco. También deben atajar el comercio ilícito de tabaco, que exacerba la epidemia mundial de tabaquismo y sus consecuencias socioeconómicas y sanitarias. Colaborando entre sí los países pueden impedir que millones de personas mueran cada año por enfermedades provocadas por el tabaco que pueden prevenirse, y ahorrarse cada año miles de millones de dólares en gastos sanitarios evitables y en pérdida de productividad”, ha comentado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

De hecho, tal y como ha recordado el embajador mundial de la OMS para las enfermedades no transmisibles y fundador de Bloomberg Philanthropies, Michael R. Bloomberg, los progresos logrados en todo el mundo, que quedan patentes a lo largo del informe, muestran que es posible que los países consigan cambios “importantes”.

Incluso los países con recursos limitados pueden vigilar el consumo de tabaco y aplicar políticas de prevención. A juicio del organismo, al generar datos sobre los jóvenes y los adultos, los países pueden, a su vez, promover la salud, ahorrar en costos sanitarios y generar ingresos para los servicios públicos.

Asimismo, la OMS ha insistido en que la vigilancia sistemática de la injerencia de la industria tabacalera en la tarea normativa del gobierno protege la salud pública al arrojar luz sobre las tácticas de la industria tabacalera. Entre ellas destacan exagerar el peso económico de la industria tabacalera, desacreditar los datos científicos demostrados y servirse de la litigación para intimidar a los gobiernos.

“Los países pueden proteger mejor a los ciudadanos, en particular a los niños, de la industria tabacalera y sus productos mediante sistemas de vigilancia del consumo de tabaco”, ha apostillado el director del Departamento de la OMS para la Prevención de la Enfermedades no Transmisibles (PND), Douglas Bettcher.

Finalmente, el informe de la OMS ha puesto de manifiesto que ocho países, entre los que figuran cinco países de ingresos bajos y medianos, han aplicado cuatro o más medidas de ‘MPOWER’ al más alto nivel (Brasil, Irlanda, Madagascar, Malta, Panamá, Turquía, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y República Islámica de Irán); si bien Nepal, la India y Filipinas se encuentran entre los países que aplicaron iniciativas con el apoyo de la OMS para vigilar el consumo de tabaco y, posteriormente, pusieron en marcha medidas para proteger a la población del tabaco.

Fuente: www.lasdrogas.info

Nota: artículo original publicado en infosalus.com