Entradas

La Sociedad Española de Salud Pública pide prohibir fumar en coches y en recintos con menores

– La SESPAS reconoce que el problema del tabaquismo ha mejorado en España en los últimos años. Atribuye esta mejora a las políticas que han limitado la promoción y el consumo de tabaco.

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS)  ha pedido este lunes que se modifique la actual ley que restringe el consumo de tabaco en lugares públicos para que incluya la prohibición de fumar dentro de los automóviles en los que viajen niños y en recintos con presencia de menores.

En una declaración, la SESPAS reconoce que el problema del tabaquismo ha mejorado en España en los últimos años, “ya que la sostenida disminución del consumo de tabaco se ha acompañado de un declive de las enfermedades y muertes que causa, a pesar de que aún no se aprecia entre las mujeres”.

La sociedad científica atribuye esta mejora a las políticas que han limitado la promoción y el consumo de tabaco, y al tratamiento fiscal del tabaco que “se ha ido orientando en un sentido más preventivo”.

Sin embargo, la SESPAS considera que “todavía demasiadas personas sufren y mueren prematuramente por culpa del tabaco”.

La sociedad médica recuerda que las instituciones europeas aprobaron en 2014 una revisión de la directiva sobre productos de tabaco que introducía algunos cambios normativos, entre ellos ampliar las advertencias sanitarias en los paquetes de tabaco y restringir la publicidad de los cigarrillos electrónicos.

Real decreto ley

Todavía demasiadas personas sufren y mueren prematuramente por culpa del tabaco”

La semana pasada, el gobierno aprobó con más de un año de retraso un real decreto ley que transpone a la legislación española algunos aspectos de esta directiva pendientes de transposición, como las restricciones a la publicidad de los cigarrillos electrónicos, norma que han de ratificar ahora las Cortes.

La SESPAS aplaude esta transposición de la directiva europea de 2014 “aunque sea con un año y medio de retraso”, e insta a su aprobación inmediata, por lo que pide “a los diversos grupos parlamentarios que antepongan los intereses de la salud pública a las pequeñas diferencias que al respecto puedan mantener”.

La sociedad científica también pide que la Comisión de Sanidad del Congreso modifique la vigente ley 28/2005 para que incluya la prohibición de fumar en espacios abiertos de gran afluencia como los estadios al aire libre (como ya hizo el Parlamento Vasco), y en el interior de los vehículos ocupados por niños, como han hecho ya otros países.

También reclama extender la prohibición de uso de los cigarrillos electrónicos en todos los lugares en los que está prohibido fumar, como cafeterías y restaurantes, y “adoptar el empaquetado neutro del tabaco que evita que las cajetillas sean un elemento de marketing”.

La SESPAS reconoce “el papel clave” de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados y por ello le insta para que “aproveche esta oportunidad para culminar los esfuerzos legislativos, de manera que se puedan incrementar los beneficios que para la salud de la población han comportado las medidas establecidas”. EFE

 

Fuente: lasdrogas.info

Fuente original: 20minutos.es

 

Aumenta el número de personas fumadoras pasivas

– Más de una de cada cuatro personas que trabajan en el interior están expuestas al humo de tabaco en el trabajo, según revela una nueva investigación que se presenta este domingo en el Congreso Internacional de la Sociedad Respiratoria Europea de 2017, que se celebra en Milán, Italia, hasta el miércoles. 

Más de una de cada cuatro personas que trabajan en el interior están expuestas al humo de tabaco en el trabajo, según revela una nueva investigación que se presenta este domingo en el Congreso Internacional de la Sociedad Respiratoria Europea de 2017, que se celebra en Milán, Italia, hasta el miércoles. El estudio, realizado por investigadores del Imperial College de Londres, en Reino Unido, analizó los 28 países de la Unión Europea (UE), la mayoría de los cuales han adoptado una legislación antitabaco para proteger a los y las trabajadoras contra el humo de tabaco.     

Aunque el estudio encontró una reducción en el número de personas expuestas al humo de segunda mano en los restaurantes y bares, también reveló que el número de personas expuestas en lugares de trabajo interiores ha aumentado. La investigación incluyó una encuesta de más de 55.000 personas en toda la Unión Europea (UE), con alrededor de la mitad que fueron encuestadas en 2009 y la otra mitad en 2014.

Durante ese tiempo varios países, como Bulgaria, España, Bélgica y Hungría, introdujeron una legislación más estricta que prohíbe fumar en edificios públicos y lugares de trabajo interiores para proteger a los/las trabajadores/as. En los resultados de la encuesta se reflejaron estas nuevas leyes y una mejor aplicación de las regulaciones existentes.

En 2014, uno de cada cuatro dijo que había estado expuesto al humo de tabaco cuando visitó un bar en el último año en comparación con casi uno de cada dos en 2009 (25,1 por ciento comparado con 45,1 por ciento). Para los restaurantes, fue uno de cada nueve en 2014, frente a uno de cada tres en 2009 (11,8 frente al 30,2 por ciento).

Sin embargo, de las personas que trabajan en el interior, el 27,5 por ciento reconoció que había estado expuesto al humo de tabaco en el trabajo en 2014, lo que supone un incremento frente al 23,8 por ciento de 2009. Los investigadores dicen que puede ser más difícil hacer cumplir la legislación antitabaco en los lugares de trabajo porque esto puede depender de individuos que plantean quejas.

Fallos en la aplicación de las leyes antitabaco y diferencias entre países

El estudio sugiere la existencia de fallos en la aplicación de las leyes antitabaco existentes, pero también revela grandes variaciones entre los diferentes países de la UE, con algunos haciendo un mejor trabajo de protección de los trabajadores que otros.

Los resultados se dan en el marco del lanzamiento de la campaña anual ‘Healthy Lungs for Life’ de la Sociedad Respiratoria Europea y la Fundación Europea del Pulmón con una serie de eventos para el público y profesionales de la salud centrados en la contaminación del aire, la exposición ocupacional y el abandono del hábito de fumar.

“Esta investigación es una forma esencial para que podamos monitorear el progreso que los países de la UE están haciendo en el respeto de las leyes de espacios libres de humo de tabaco”, explica el doctor Filippos Filippidis, profesor de Salud Pública en el Imperial College de Londres y encargado de presentar la investigación en el congreso.

“Nuestros resultados sugieren que se están haciendo progresos para proteger a las personas que visitan bares y restaurantes, pero es preocupante ver que el número de trabajadores en oficinas, tiendas y fábricas que están siendo expuestas al humo de segunda mano está aumentando. Algunos países, como Suecia, Reino Unido e Irlanda, están haciéndolo bien y están demostrando lo que se puede lograr, mientras que otros, como Grecia y Chipre, se están quedando atrás”, detalla.

Los efectos de la exposición al humo de segunda mano están bien establecidos por la investigación médica. Se sabe que eleva el riesgo de sufrir accidente cerebrovascular, enfermedad coronaria y cáncer de pulmón, y es responsable de más de 600.000 muertes al año en todo el mundo.

“Nuestros resultados sugieren que todavía hay mucho trabajo por hacer para proteger a las personas en algunas partes de Europa”, añade Filippidis. “El primer paso es que todos los países promulguen una legislación antitabáquica completa, ya que todavía hay lugares donde las leyes son débiles. Algunos países tienen mecanismos muy efectivos para hacer cumplir la legislación vigente, el resto sólo tiene que seguir su ejemplo y es principalmente una cuestión de voluntad política”, plantea.

“Puedo comparar directamente mi país de origen, Grecia, con Reino Unido, donde he estado trabajando durante los últimos años. Ambos tienen muy buenas leyes antitabaco, pero los esfuerzos por hacerlas cumplir en Grecia han sido muy pobres, lo que se refleja en la alta proporción de personas griegas que declara exposición al humo de segunda mano”, pone como ejemplo.

“Mientras los gobiernos de la UE estén decididos a proteger a sus ciudadanos, la exposición al humo de segunda mano puede disminuir drásticamente, con enormes beneficios para la salud”, concluye el doctor Filippidis, quien junto a sus colegas sigue supervisando los cambios en la exposición al humo de segunda mano en Europa y sus próximos pasos serán tratar de descubrir exactamente por qué algunos países han mejorado menos que otros.

Fuente: lasdrogas.info

Fuente original: www.infosalus.com

El número de países con leyes antitabaco se cuadruplica en 10 años

  • La OMS acusa a las tabacaleras de entorpecer las medidas contra el tabaquismo y los esfuerzos de los gobiernos por aplicar plenamente intervenciones que pueden salvar vidas y ahorrar costos.

El número de países que han aprobado medidas contra el tabaco se ha cuadruplicado en los últimos 10 años, estando actualmente el 63 por ciento de la población mundial protegida frente a este hábito por, al menos, una medida legislativa, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la ‘Epidemia de Tabaquismo’.

En la actualidad, 4.700 millones de personas viven en zonas donde se ha aprobado alguna medida de control del tabaco derivada del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco como, por ejemplo, la conocida como ‘Mpower’, establecida en 2008 para promover la vigilancia en el consumo de tabaco y las políticas de prevención, proteger a la población del humo, ofrecer ayuda a los fumadores para abandonar el hábito, advertir de los peligros que conlleva fumar y hacer cumplir las prohibiciones publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.

En este punto, la OMS ha advertido de que la industria tabacalera sigue entorpeciendo los esfuerzos de los gobiernos por aplicar plenamente intervenciones que pueden salvar vidas y ahorrar costos, según se indica en el nuevo Informe OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo, 2017.

“Los gobiernos de todo el mundo no deben perder tiempo en incorporar todas las disposiciones del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco en sus programa y políticas nacionales de control del tabaco. También deben atajar el comercio ilícito de tabaco, que exacerba la epidemia mundial de tabaquismo y sus consecuencias socioeconómicas y sanitarias. Colaborando entre sí los países pueden impedir que millones de personas mueran cada año por enfermedades provocadas por el tabaco que pueden prevenirse, y ahorrarse cada año miles de millones de dólares en gastos sanitarios evitables y en pérdida de productividad”, ha comentado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

De hecho, tal y como ha recordado el embajador mundial de la OMS para las enfermedades no transmisibles y fundador de Bloomberg Philanthropies, Michael R. Bloomberg, los progresos logrados en todo el mundo, que quedan patentes a lo largo del informe, muestran que es posible que los países consigan cambios “importantes”.

Incluso los países con recursos limitados pueden vigilar el consumo de tabaco y aplicar políticas de prevención. A juicio del organismo, al generar datos sobre los jóvenes y los adultos, los países pueden, a su vez, promover la salud, ahorrar en costos sanitarios y generar ingresos para los servicios públicos.

Asimismo, la OMS ha insistido en que la vigilancia sistemática de la injerencia de la industria tabacalera en la tarea normativa del gobierno protege la salud pública al arrojar luz sobre las tácticas de la industria tabacalera. Entre ellas destacan exagerar el peso económico de la industria tabacalera, desacreditar los datos científicos demostrados y servirse de la litigación para intimidar a los gobiernos.

“Los países pueden proteger mejor a los ciudadanos, en particular a los niños, de la industria tabacalera y sus productos mediante sistemas de vigilancia del consumo de tabaco”, ha apostillado el director del Departamento de la OMS para la Prevención de la Enfermedades no Transmisibles (PND), Douglas Bettcher.

Finalmente, el informe de la OMS ha puesto de manifiesto que ocho países, entre los que figuran cinco países de ingresos bajos y medianos, han aplicado cuatro o más medidas de ‘MPOWER’ al más alto nivel (Brasil, Irlanda, Madagascar, Malta, Panamá, Turquía, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y República Islámica de Irán); si bien Nepal, la India y Filipinas se encuentran entre los países que aplicaron iniciativas con el apoyo de la OMS para vigilar el consumo de tabaco y, posteriormente, pusieron en marcha medidas para proteger a la población del tabaco.

Fuente: www.lasdrogas.info

Nota: artículo original publicado en infosalus.com