Entradas

¿Te volaste alto? Algunos consejos para bajar a tierra

¿Te pasaste con el THC y necesitas poner los pies en la tierra? Estos son algunas de las cosas fáciles y rápidas que puedes hacer para forzar un aterrizaje.

Fuente: https://canamo.net/noticias/mundo/te-volaste-alto-algunos-consejos-para-bajar-tierra

Aunque nunca hay peligro de sobredosis con el THC sí que puede ser que en un momento dado necesites bajar a tierra porque consideres que te has pasado. Ojo, ninguno de estos consejos te eliminan el THC ni sirven para que se te pase el colocón, solo son ayudas para que te sientas mejor y que efectos no deseados (como la paranoia) se rebajen. Así cuidado con creer que éstas soluciones caseras ya te habilitan para realizar actividades peligrosas si estás muy ido.

Respira hondo:

Tomar aire por la nariz despacio hasta un poco más de tu capacidad pulmonar; retenlo y lo expulsas por la boca despacio, esto suele ayudar a calmar los nervios. Relaja por varios motivos pero uno de ellos es por la acumulación de CO2 en el organismo que se produce al retener el aire. Ayuda.

Bebe agua fría:

Hidratarse es fundamental y ayuda a controlar el ritmo cardiaco si uno se está dando una sesión importante de porros. Es la clave entre pasar una mala tarde o pasarlo bien.

Pégate una ducha fría:

Suele ser una buena manera de despejarse de manera rápida. No te quita el colocón (de hecho, cuidado con hacer esto si estás solo porque como te de un desmayo te puedes quedar muñeco). Cuando notes que empiezas a estar más alerta y en ti puedes pasar a la ducha caliente para acabar de relajarse.

Tomar limón (o limonada):

Al igual que la pimienta el limón ayuda con el cannabis. La limonada debería llevar la piel del limón.

Déjalo estar y túmbate:

Acepta que llevas un colocón de campeonato, túmbate en el sillón, olvida la prisa y espera a que se te pase. Recuerda: es solo cannabis, tarde o temprano se van a ir los efectos, así que no lo fuerces o no te fuerces porque puede ser bastante malo para ti.

Publicado el día 04 de abril de 2018 en https://canamo.net/noticias/mundo/te-volaste-alto-algunos-consejos-para-bajar-tierra

Fuente original: https://www.marijuanatimes.org/ways-to-come-down-from-too-much-thc/

“Sois la generación de los retos, la que puede acabar con el tabaco”, lema de la nueva campaña de Sanidad dirigida a jóvenes

La campaña pretende fomentar una imagen positiva para la juventud alejada del consumo de tabaco y de los productos relacionados y eliminar falsos mitos o creencias asociadas a su consumo. La protección de la salud es una prioridad de este Gobierno, por lo que se trabaja en la promoción de hábitos saludables, especialmente entre los y las adolescentes, que son las generaciones del futuro y fumar les marca para toda la vida. Junto con la campaña se lanza también la web www.nonsmokingchallenge.com,  donde los y las jóvenes podrán comprobar los beneficios de dejar de fumar a lo largo del tiempo.

 

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha lanzado la campaña “Sois la generación de los retos, y la única que puede acabar con el tabaco” #NonSmokingChallenge, una iniciativa que pretende prevenir el inicio de consumo de tabaco y animar a su abandono en jóvenes.

El objetivo de la campaña es promover actitudes de vida saludable en jóvenes, proporcionando herramientas para prevenir el inicio del consumo de tabaco y para favorecer el abandono. Además encierra objetivos específicos, como el fomentar una imagen positiva para los y las jóvenes alejados del consumo de tabaco y de los productos relacionados y eliminar falsos mitos o creencias asociadas a su consumo.

Empoderar a los y las adolescentes en una etapa importante

La protección de la salud es una prioridad de este Gobierno, por lo que la promoción de hábitos saludables y la prevención de hábitos perjudiciales son líneas estratégicas del departamento, especialmente entre los y las más jóvenes. Ellos y ellas son la generación del futuro y fumar les marca para toda la vida, ya que cuanto antes se empieza a fumar, antes se contrae un mayor riesgo de enfermedades oncológicas, cardiovasculares o respiratorias, entre otras.

La ministra Dolors Montserrat ha apostado desde el principio de legislatura por el empoderamiento del paciente a través de la información y la sensibilización, de lo que esta campaña es un ejemplo, que además se centra en una etapa crítica, la adolescencia. El tabaquismo constituye el principal problema de salud pública prevenible en los países desarrollados, siendo la primera causa de mortalidad y morbilidad evitables en nuestro país y el resto de países de nuestro entorno. Y son los y las jóvenes los que tienen en sus manos acabar con el tabaquismo, como subraya la campaña.

Según los últimos datos oficiales, el 31,4% de los y las estudiantes de 14-18 años fumó tabaco en los 12 meses anteriores y la edad media de inicio es 13,9 años. Aunque tradicionalmente el consumo era mayor en los hombres, las diferencias se están acortando por el cambio de patrón, de forma que entre los y las estudiantes de 14-18 años ya destaca el mayor consumo en chicas que en chicos (33,2% de las chicas y el 29,6% de los chicos habían fumado en los 12 meses anteriores).

“Súmate al #NONSMOKINGCHALLENGE. ¡Acepta el reto!”

La campaña plantea a los y las jóvenes el acabar con el tabaco como un reto a seguir, equiparándolo a otros muy populares entre los y las adolescentes. Emplea con el mensaje: “Sois la generación de los retos. Por eso sois la generación que puede acabar con el tabaco”. La campaña estará en medios digitales y en redes sociales desde hoy y hasta el 22 del mismo mes.

Para llevar a cabo esta campaña dirigida a jóvenes, se ha tenido en cuenta cuales son los medios y dispositivos que ellos utilizan y qué usos les dan. Por ello, se ha realizado un spot  y banners a través de internet, pues los y las jóvenes son grandes consumidores de este medio. También se han realizado carteles con los 5 diseños y sus mensajes correspondientes.

En la propuesta creativa se ha buscado dar información clara, intentando dar un enfoque positivo que evite el clásico basado en los riesgos y el alarmismo. Se ha adecuado el tono y el lenguaje al propio de la población joven, aportándose originalidad  para que pueda contribuir a que su visionado mueva a la población diana a reenviarlo a sus iguales.

Más de 100.000 muertes relacionadas con tabaquismo al año

Tanto el consumo de tabaco como la exposición pasiva al humo ambiental de tabaco constituyen un factor determinante de numerosas patologías. En 2013, se produjeron en España 103.960 defunciones relacionadas con el tabaquismo, con una tasa de mortalidad ajustada por edad de 123,9 muertes por 100.000 habitantes. La prevalencia de consumo en nuestro país es aún elevada, con un 25% de personas fumadoras actuales (diarias y ocasionales) de 15 y más años, mayor en hombres (30,4%) que en mujeres (20,5%).

Todos los materiales de la campaña y más información que ayude a los y las jóvenes a acabar con el tabaquismo, están disponibles en la web específica para esta campaña www.nonsmokingchallenge.com . En esta web los y las jóvenes podrán comprobar los beneficios de dejar de fumar a lo largo del tiempo, como por ejemplo:

  • 6 semanas desde el último cigarrillo: Te costará menos coger ese autobús que antes se te escapaba por no poder correr en condiciones normales. Hacer deporte se hará más llevadero al mejorar claramente tu capacidad pulmonar. En esta etapa, además, podrás volver a presumir de cutis, tu piel recuperará la elasticidad y brillo natural que había perdido.
  • 3 meses desde el último cigarrillo: a estar alturas ya podrás disfrutar del perfume de la persona que tanto te gusta con total plenitud. Habrás recuperado por completo el olfato. Tus comidas favoritas sabrán como nunca porque también habrás conseguido recuperar el gusto. La irritación en la garganta se reducirá drásticamente lo que hará que tosas menos. ¡Adiós a parecer constantemente una persona enfermiza!

¿Y tu bolsillo? Dependiendo del número de cigarros que consumas al día, aceptar el reto del #nonsmokingchallenge te supondrá un ahorro que puede ir entorno a los 100 euros mensuales. Eso significa que, pasados los seis meses, habrás ahorrado unos 600 euros… ¡Casi lo que puede costar un billete de avión a Bali!”

 

Fuente: www.lasdrogas.info

Funte original: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Cómo empezar a hablar de sexo seguro con tus hijo/as

Las estadísticas reflejan que el 40% de los embarazos en el mundo no son deseados. En España se registran 11,42 gestaciones adolescentes por cada 1.000

Un embarazo no deseado puede pasar a cualquier edad. Incluso niñas de hasta solo 11 años pueden quedarse embarazadas bien porque no entienden que los cambios que están ocurriendo en su cuerpo pueden causar un embarazo, bien porque están expuestas a abusos de personas mayores que ellas o bien porque no han desarrollado todavía la capacidad de entender que sus conductas de riesgo pueden derivar en un embarazo.

Las estadísticas reflejan que el 40% de los embarazos en el mundo no son deseados. Entre adolescentes de 15 a 19 años en países desarrollados, Estados Unidos es el líder con 41,08 embarazos por cada 1.000 adolescentes, seguido por Nueva Zelanda con 28,75 por cada 1.000 e Inglaterra y Gales con 26,02 por cada 1.000 directamente detrás. En España se registran 11,42 embarazos de adolescentes por cada 1.000 embarazos. Italia y Suecia están en la cola con 6,94 y 6,16 por cada 1.000, respectivamente.

Los y las adolescentes de entre 13 y 16 años se encuentran en el epicentro de la etapa egocentrista y están concentrados en el presente, sin importarles las consecuencias de sus actos. Además, este grupo de edad está expuesto a la manipulación sexual cuando intentan salir de su grupo para juntarse con chicos mayores. En ocasiones, para ser aceptados en estos grupos, se ven obligados a hacer cosas que no quieren y que tienen fatales consecuencias.

Los y las adolescentes de más edad pueden que no usen correctamente los métodos anticonceptivos o es posible que el uso y abuso de drogas y alcohol les ponga en situaciones donde no sean capaces de tomar la mejor decisión o incluso de decidir si deben usar algún método anticonceptivo. Además, como consecuencia de estas conductas de alto riesgo, este grupo de adolescentes está expuesto a episodios de violencia sexual.

Los y las adolescentes de entre 13 y 16 años se encuentran en el epicentro de la etapa egocentrista

Todos los estudios revelan que la mayor parte de los embarazos no deseados se producen durante la adolescencia. De acuerdo con estadísticas de Estados Unidos, los y las adolescentes de mayor edad, entre 18 y 19 años, tienen una tasa de embarazos no deseados del 83% , la mayor de todos los grupos de edad. A continuación, están los y las chicas de entre 15 y 17 años con un 79% y finalmente el grupo de jóvenes adultos/as, con edades de entre 20 y 24 años, con un 64%.

La edad ideal para hablar con nuestros/as hijos/as

Más importante que hablar de anticonceptivos a una determinada edad, los padres y madres pueden ayudar a sus hijos/as a evitar un embarazo no deseado hablandoles sobre el respeto a su propio cuerpo y al de los y las demás desde muy pequeños/as. Enseñar a los y las niñas a utilizar los nombres correctos para referirse a sus genitales desde pequeños/as puede eliminar el estigma negativo relacionado con la sexualidad, darles confianza sobre sus propios cuerpos y reducir el riesgo de abuso sexual al evitar que se convierta el cuerpo humano en un juego o un juguete. Además, si enseñamos a los niños y las niñas que sus cuerpos son privados y que solo pueden ser vistos por sus padres o por el médico, les haremos ver la importancia que tiene su cuerpo y les estaremos ayudando a decidir qué es bueno y qué es malo para su cuerpo.

Los y las adolescentes con menos probabilidades de tener un embarazo no deseado tienen normalmente una relación de confianza con uno/a o más personas adultas

A medida que los niños y las niñas van creciendo podemos continuar con la educación sobre el respeto a su cuerpo comentandoles los casos de sexualidad explícita o hipersexualización que vemos todos los días a nuestro alrededor. Hablar con los niños y las niñas, con un lenguaje apropiado a cada edad, sobre los mensajes explícitos que vemos en vídeos musicales, anuncios, programas de televisión y en vídeos, memes y redes sociales en Internet les ayudarán a entender que lo que ven en esas imágenes no es lo que nuestra familia considera apropiado ni está de acuerdo con nuestros valores. Estas imágenes se pueden utilizar para educar tanto a niños como a niñas. Poco a poco los niños y las niñas se acostumbran a cuestionar los mensajes que reciben, a consultar con los padres cuando ven algo que no está de acuerdo con los valores que les enseñan en casa y, con el tiempo, aprenden a tomar sus propias decisiones en relación con imágenes de contenido sexual explícito.

Por último, durante la adolescencia, cuando las personas jóvenes son más independientes, los padres les deben hablar directamente sobre los riesgos de tener relaciones sexuales y sobre las alternativas que tienen a su disposición si deciden tener relaciones sexuales para reducir los riesgos que pueda tener en su salud física, mental y emocional y en su vida social. Está demostrado que una buena relación entre el/la adolescente y sus padres y en especial entre las chicas con sus madres, previene las relaciones sexuales tempranas, ayuda a retrasar la edad de iniciación sexual y promueve prácticas sexuales más seguras como el uso de preservativo o la precaución ante infecciones.

Cómo empezar a hablar de sexo seguro con tus hijos

Si los padres y las madres han educado a sus hijos/as sobre el respeto a su propio cuerpo y al de los y las demás será mucho más fácil entablar la conversación sobre los métodos anticonceptivos. Las conversaciones sobre anticonceptivos deben empezar antes de la menstruación en el caso de niñas y de la pubertad en el caso de los niños.

¿Cómo debería desarrollarse la conversación?

Es importante tener en cuenta que hablar con hechos consumados puede resultar intimidatorio y además es contraproducente. La clave es respeto mutuo, confianza, paciencia, privacidad y tiempo para explorar los sentimientos del y la adolescente sin juzgar. Los padres deben crear un entorno seguro donde el hijo o hija se sienta a gusto conversando con ellos de este tema.

Si los padres han educado a sus hijos sobre el respeto a su propio cuerpo y al de los demás será mucho más fácil entablar la conversación sobre los métodos anticonceptivos

Por ejemplo, es mejor preguntar “¿Cada cuanto tienes relaciones sexuales?” que “¿Estás teniendo relaciones sexuales?”. En la primera opción, damos por sentado que el/la joven es activo/a sexualmente y por lo tanto puede contestar la pregunta diciendo la frecuencia o simplemente diciendo que no tiene relaciones. La segunda alternativa da por supuesto que el/la joven no es activo/a sexualmente por lo que le obligamos bien a mentir o bien a admitir que efectivamente está teniendo relaciones. La primera alternativa es más fácil para el chico o chica y permite abrir una conversación. En el segundo caso exigimos una confesión y levantamos una pared entre padre e hijo/a.

¿Cuantas veces hay que sacar el tema?

Los padres y madres deben empezar con este tema mucho antes de lo que creen y revisitarlo con frecuencia. En los momentos en los que una película, programa, o vídeoclip haga referencia a la sexualidad, los padres pueden aprovechar la ocasión para informar y educar a sus hijos/as. El respeto por tu propio cuerpo y por el de los demás debe ser un tema de conversación constante que se mezcle con otras partes de su educación. La sexualidad no debe ser un tema tabú. La sexualidad forma parte de la esencia de cada persona y debería abordarse, de manera adaptada a cada edad, durante la niñez y adolescencia. Si evitamos el secretismo entorno al sexo, fomentamos que los niños y ls niñas se dirijan a adultos de su confianza en búsqueda de consejo y ayuda.

La sexualidad no debe ser un tema tabú y forma parte de la esencia de cada persona

Muchos y muchas adolescentes conocen los anticonceptivos que existen, pero se arriesgan con la marcha atrás. ¿Cómo concienciarles para que no lo hagan?

Como hemos dicho antes, el egocentrismo propio de los adolescentes hace que vivan el momento y no se preocupen de las consecuencias a largo plazo de sus actos. Por eso, cuando los adolescentes están comenzando a ser sexualmente activos, se guían por sus instintos y deseos, sin prestar atención a las consecuencias (enfermedades de transmisión sexual, embarazo o estigmatización social). Una buena manera de aumentar las probabilidades de que usen anticonceptivos correctamente es hablar con ellos antes de que se encuentren en estas situaciones irreversibles, intentar solucionar algunos problemas antes de que aparezcan, y ayudarles a salir de situaciones de riesgo en las que se ven obligados a hacer algo que no quieren.

Como padres ymadres, lo único que podemos hacer es facilitarles las herramientas. Son ellos/as los/as que tienen que estar lo suficientemente motivados/as como para usarlas. Para inculcarles que hay que pensar antes que actuar y así permitirles la transición entre la adolescencia y la edad adulta, tenemos que comunicarles los valores familiares y las expectativas que tenemos y debemos ayudarles a entender que algunas veces las consecuencias de sus acciones no son reversibles.


La situación socioeconómica y el nivel de desarrollo físico y emocional

Los embarazos no deseados varían en función de la situación socioeconómica. Las mujeres con menos recursos tienen más embarazos no deseados. De hecho, en el periodo 1994-2001 el número de embarazos no deseados aumentó un 44% entre mujeres consideradas por debajo del umbral de la pobreza mientras que descendió entre mujeres con ingresos dos veces por encima de este umbral.

Cuando hablamos de embarazos no deseados siempre tenemos la combinación del desarrollo físico por un lado y algún otro factor social como nivel económico, situación familiar o nivel educativo por el otro lado. Todos y todas las adolescentes son susceptibles de encontrarse en una situación de embarazo no deseado tanto por el egocentrismo propio de esta edad que les lleva a tener mayor tolerancia para conductas de alto riesgo como por su falta de experiencia a la hora de tomar decisiones y también por su limitada capacidad de pensamiento abstracto.

Obviamente, aquellos y aquellas jóvenes procedentes de familias desestructuradas, con poca supervisión, con hábitos de consumo de drogas o alcohol que impactan su capacidad de razonar, que se juntan con otros y otras jóvenes que practican conductas de alto riesgo, y que no cuentan con una persona adulta de referencia que les pueda ayudar y guiar, cuentan con pocos recursos para tomar las decisiones adecuadas. Es más probable que estos/as jóvenes tengan problemas, incluido un embarazo no deseado.

Los y las adolescentes con menos probabilidades de tener un embarazo no deseado tienen normalmente una relación de confianza con una o má personas adultas, saben dónde buscar ayuda cuando la necesitan, se encuentran en entornos seguros, sin riesgo de abuso, no consumen alcohol ni drogas y desarrollan su vida dentro de una estructura familiar que les permite cierta independencia pero con límites para que estén protegidos/as y tengan una referencia. Esto crea una situación donde el y la joven conoce sus posibilidades, sus límites, tiene un concepto claro de quién es y cuál es su sitio tanto en la familia como en la sociedad a la vez que entiende sus derechos y obligaciones en ambos casos.

Fuente original: www.elpais.com