El Parlamento de la Unión Africana aprueba la prohibición de la mutilación genital femenina

cuchillas-practica-ablacion-World-Vision_EDIIMA20140205_0751_25

Las cuchillas con las que se practica la ablación/ Imagen cedida por World Vision

  • El órgano legislativo de la Unión Africana ha prohibido en sus 50 estados miembros la ablación genital femenina
  • Actualmente al menos 200 millones de mujeres y niñas sufren esta práctica en todo el mundo, según los últimos datos de Unicef: en África está extendida en al menos 26 países
  • Los representantes del Parlamento han destacado la necesidad de concienciar a los hombres africanos: “La responsabilidad es doble”

El Parlamento Panafricano, el órgano legislativo de la Unión Africana, ha aprobado la prohibición de las prácticas de la mutilación genital femenina en sus 50 estados miembros. La medida se ha aceptado en virtud del plan de acción que firmaban la pasada semana sus 250 diputados y representantes del Fondo para la Población de Naciones Unidas (UNFPA).

“El Parlamento está preparado para contribuir y ayudar a los implicados en el plan de acción para solucionar este problema”, ha declarado el presidente de la cámara, Rog en comentarios recogidos por la agencia de noticias especializada en Derechos Humanos, Inter Press Service (IPS).

educacion-ablacion-matrimonios-infantiles-kenianas_EDIIMA20160104_0162_402

La difícil tarea de frenar millones de ablaciones en los próximos 15 años

Según los últimos datos de Unicef, se calcula que al menos 200 millones de mujers y niñas en todo el mundo –de las cuales 44 millones menores de quince años– han sufrido la mutilación genital femenina. En África se practica todavía en al menos 26 de los 46 países del continente, entre los que destacan casos como el de Somalia, donde el porcentaje de afectadas ronda el 98%. 

Llegar a los hombres y a las comunidades locales 

El acuerdo llega tras el fin de las conversaciones entre el Grupo de Trabajo para la Mujer del Parlamento y los representantes del UNFPA, que tuvieron lugar los últimos días de julio en Johannesburgo (Sudáfrica).  La directora regional para el este y el sur de África del programa de la ONU, Justine Coulson, destacó que la cercanía del método de trabajo de los diputados al estar “en estrecho contacto con las comunidades locales” ha permitido que el mensaje pueda “traspasar los límites de las ciudades y llegar a los líderes religiosos y locales, y a las familias, sobre todo”. 

Así mismo, el presidente Dang pidió a los hombres africanos que den un paso adelante en la lucha contra la mutilación genital de las mujeres, pues, en su opinión, la responsabilidad “es doble a la hora de defender a las mujeres contra esta flagrante violación de los derechos humanos”.

En este procedimiento, el daño intencionado a los órganos sexuales de la mujer, es responsable además de la propagación del VIH por la falta de preparación del instrumental. No hay, recuerda Naciones Unidas, ningún tipo de beneficio en un proceso que causa hemorragias severas, problemas para orinar, quistes, infecciones y complicaciones en el embarazo.

El pasado mes de febrero la ablación femenina se abordó desde Naciones Unidas como una prioridad entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, marcándose como referencia el año 2030 para acabar con esta práctica. Si la tendencia actual continúa, sin embargo, para 2030 aproximadamente 15 millones de niñas más en todo el mundo sufrirán algún tipo de mutilación genital.

Fuente: http://www.eldiario.es

Más de la mitad de los y las jóvenes dice haber impedido que un amigo/a condujera ebrio/a o drogado/a

Más de la mitad de los jóvenes dice haber impedido que un amigo condujera ebrio o drogado

Más de la mitad de los jóvenes asegura haber impedido que un amigo condujera ebrio o drogado, según se desprende del estudio ‘Los Hábitos de los Jóvenes al Volante’, realizado por Fundación Mutua Madrileña entre 3.533 jóvenes de entre 18 y 25 años de 14 ciudades españolas, en el marco de la campaña ‘Agárrate a la Vida’, que desarrolla conjuntamente con la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (AESLEME). El estudio también revela que un 80% de los jóvenes confiesa h …

Leer mas: http://www.europapress.es/sociedad/noticia-mas-mitad-jovenes-dice-haber-impedido-amigo-condujera-ebrio-drogado-20160802090244.html

Acceso al estudio completo (pdf)

Fuente: EuropaPress.es

Un país que intenta solucionar todo con pastillas

Un estudio recoge el abuso de ansiolóticos, sedantes y otras medicaciones en España

Para levantarse, una pastilla; para acostarse, dos. Si se está triste, otra; si son nervios, unas cuantas más. Y ya, si hay dolor, las que hagan falta. Lo que podría parecer una caricatura es el día a día de muchos y muchas españolas, según un estudio que acaba de publicar la revista especializada BMC Psychiatry:un 7% ha consumido opioides sin indicación médica durante el último año; un 9% lo ha hecho con sedantes; un 2,4%, con estimulantes. De los cinco países estudiados (España, Reino Unido, Suecia, Alemania y Dinamarca), los más adictos a las pastillas son, de media, los españoles.

El trabajo no ahonda en si hay factores exógenos (la crisis, la situación política, los desahucios o la programación de algunas cadenas de televisión) que influyan en esta afición a tomar píldoras para todo. Pero algunos especialistas no dudan en que, en España, hay una trivialización del consumo de medicamentos en general, y de los relacionados con problemas mentales en particular. Aunque no es algo exclusivo de las pastillas para los nervios. La automedicación, los botiquines caseros y el abuso de antibióticos, por ejemplo, son otras muestras de esta tendencia a intentar curarlo todo con fármacos.

Los datos del estudio son llamativos, pero tampoco descubren algo insospechado. La última encuesta de consumo de drogas del Ministerio de Sanidad, la Edades de 2013, ya recogía que los hipnosedantes —con o sin receta— eran la cuarta sustancia psicoactiva más consumida por los españoles, solo por detrás del alcohol, el tabaco y el cannabis: un 22% de los encuestados los tomaban. Si se asume que todos los usuarios que tienen una prescripción de verdad necesitan el fármaco y nos quedamos solo con los que los toman sin tener la orden médica correspondiente, aún era la décima sustancia de la lista, por delante de las setas, la heroína, los esteroides, la ketamina y el GHB, entre otras drogas. Se consuman para dormir (Orfidal), para pasarlo bien (algunos sedantes mezclados con alcohol) o, simplemente, para no pasarlo mal (Lexatin), sus riesgos son claros: adicción, intoxicaciones, daños psiquiátricos, hepáticos, sociales.

Pero quizá lo peor de estas cifras sea lo que este consumo abusivo tiene de síntoma, de retrato de una población que no tolera el menor contratiempo, que siempre tiene prisa para superar los desengaños, que considera reprobable que alguien se encuentre mal y pida un respiro o ayuda. Aparte de aspectos básicos en la prevención de los consumos, como la educación, y del control de estas sustancias, lo que están diciendo estos datos es que las personas no tienen recursos —ni propios ni, mucho menos, ajenos— para solventar sus problemas diarios. O, lo que sería más importante, que el sistema no está preparado para explicarles y acompañarles en un proceso que, en contra de sus deseos, no es inmediato.

Si algún responsable sanitario se pone nervioso al leer estos estudios, ya sabe la solución: que llame a su camello de Tranquimazin. O que haga algo útil.

Fuente: elpais.com