CAPUCHÓN CERVICAL

Capuchón de látex o de silicona que se coloca en la parte más profunda de la vagina, cubriendo el cuello del útero.

¿Cómo se utiliza?

Antes de iniciar la relación con penetración, se debe rellenar una o dos terceras partes del capuchón con espermicida e introducirlo en el fondo de la vagina juntando sus bordes hasta llegar al cuello uterino. Para asegurarnos de que está bien colocado, recorrer con un dedo el contorno del capuchón para sentir el cuello uterino.

Al igual que el diafragma, no se debe retirar hasta pasadas 6 horas de la eyaculación para que la eficacia del espermicida sea efectiva. No se debe dejar en el interior de la vagina más de 48 horas, dado que puede causar irritación, infección o un síndrome de shock tóxico.

Es reutilizable y cuando se aprende a utilizar es tan fácil como ponerse un tampón. Se debe lavar con jabones neutros, dejar secar al aire libre y guardar en su caja original.

No requiere seguimiento médico y si se realiza un uso y un cuidado adecuado, tiene una duración de 1 año.

Image link
Image link

Aunque su clasificación también es de método barrera, no protege del VIH ni de otras infecciones de transmisión sexual.