Se trata de un depresor del sistema nervioso central, inductor del sueño. El GHB fue sintetizado en 1967, se utilizaba como anestésico y facilitador del sueño, hasta que fue retirado del mercado farmacéutico debido a su escaso poder analgésico y a su elevada capacidad epileptógena (que induce a convulsiones epilépticas). Posteriormente se convirtió en una sustancia de consumo entre los aficionados al culturismo por su capacidad de estimular la hormona del crecimiento, hasta su prohibición en el año 2000.

PRESENTACIÓN Y COMPOSICIÓN

El GHB o ácido gammahidroxibutírico, también mal llamado éxtasis líquido, suele encontrarse en ampollas de unos 10 ml, en estado líquido, incoloro (aunque a veces se le echan tintes para hacerlo más atractivo) y con un leve gusto salado. Ocasionalmente puede encontrarse en polvo (de hecho es su estado original).

Al tratarse de una sustancia incolora y sin sabor ni olor característico pueden venderte agua salada o mezclada con algún tipo de sustancia depresora.

VÍAS DE ADMINISTRACIÓN Y DOSIS

Se consume por vía oral directamente o mezclado con líquidos ya que se trata de una sustancia hidrosoluble. Si se mezcla con alcohol se potencian los efectos depresores aumentando el riesgo de padecer un coma.

Es muy difícil calcular con exactitud la dosis del GHB, ya que no se suele conocer su concentración en las ampollas. Es importante tener en cuenta que el margen entre la dosis con la que se conseguirán efectos deseables o efectos muy desagradables y por lo tanto no deseados, es muy pequeño y difícil de calcular. Si se decide consumir esta sustancia es importante ir con cautela y empezar con dosis pequeñas (menos de un tercio de la ampolla o un tapón).

EFECTOS

En general los efectos son impredecibles y varía mucho de unas personas a otras. Tienen similitud con los efectos del alcohol. Los efectos aparecen muy rápido, entre los 5 – 10 minutos y tiene su punto máximo entre los 20 – 30 minutos. Después los efectos pueden mantenerse aproximadamente entre una hora y media y dos horas. Los post- efectos, muchos más flojos, pueden llegar a prolongarse otro par de horas.

A DOSIS MODERADAS A DOSIS ALTAS
FÍSICOS Relajación muscular, disminución de la coordinación por la pérdida del tono muscular, sudación. Nauseas, vómitos, temblores, hipotermia, descenso de la frecuencia cardiaca, pérdida del control muscular, depresión respiratoria, llegando a estados de coma.
PSICOLÓGICOS Desinhibición, relajación, ligera euforia, tendencia a la locuacidad, sociabilidad Estados confusionales, alucinaciones de tipo psicodélico, dificultades de concentración, pérdida de reflejos, estados de semiinconsciencia.

No olvidar que los principales efectos deseados de las personas consumidoras de esta sustancia son la euforia, la desinhibición y la sedación, por lo tanto ¡ojo! Con la dosis a consumir.

RIESGOS

A corto plazo; resaca con aturdimiento, sensación de cansancio, lagunas de memoria, comportamientos sexuales de riesgo.

Los principales trastornos físicos que se dan en situaciones de consumo continuado son: alteraciones de la presión arterial, cuadro de abstinencia, irritación gastrointestinal, cefaleas, nauseas, dolores musculares, dependencia.

A nivel psicológico: alteraciones cognitivas y de memoria, irritabilidad y sintomatología depresiva, inducción a sintomatología psicótica, dependencia psicológica

TOLERANCIA Y DEPENDENCIA

Su uso habitual y continuado puede presentar tolerancia y síntomas de dependencia y abstinencia, aunque todavía son necesarios más estudios que aporten más datos concluyentes al respecto.