Entradas

Un estudio confirma que la personalidad influye en el consumo de drogas

La asunción de riesgos está relacionada con el consumo de alcohol, cocaína o cannabis, y es más probable que se desarrollen adicciones a estas sustancias.

Óscar M. Lozano, profesor de la Universidad de Huelva, ha hecho un estudio analítico realizado con pacientes consumidores/as de drogas de esta provincia, sobre la relación existente entre el consumo de drogas y los rasgos de la personalidad, tales como las diferencias por género. Su intervención ha tenido lugar en las ‘Jornadas Nacionales de Patología Dual y Género’, organizadas por la Sociedad Española de Patología Dual y la Fundación de Patología Dual, con la colaboración del Plan Nacional Sobre Drogas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y la Excma. Diputación Provincial de Huelva.

El profesor ha destacado atisbos diferenciales en cuanto al género, y es que algunas facetas como la insensibilidad o la desconfianza son más notorias en los hombres, mientras que las mujeres destacan en otros rasgos como la evitación del daño y la intimidad. La combinación de puntuaciones elevadas en estas facetas de la personalidad conforman los trastornos.

Determinadas facetas o rasgos de personalidad son más relevantes en los hombres consumidores de drogas, como la insensibilidad o la asunción de riesgos.

Sin embargo, M. Lozano destaca que el sexo no nos ayuda a explicar por completo el hecho de que se produzca una adición a una sustancia u otra. Sin embargo, otros matices como la asunción de riesgos sí que está muy relacionada con el consumo de alcohol, la cocaína o el cannabis.

“Las intervenciones tanto farmacológicas como psicológicas, deben ir encaminadas a conseguir recuperar la normalidad de esos rasgos”, afirma el profesor. “De esta manera, podemos hacer una intervención más focalizada de los y las pacientes. Mientras que de la otra manera atacábamos a los síntomas o comportamientos, ahora abordamos las bases de la personalidad disfuncional”.

Este cambio en el ángulo de estudio, centrando como nuevo objetivo facetas de la personalidad en lugar de los trastornos, supone un cambio importante en el trabajo de las patologías, en función de si esas facetas son  más pronunciadas o leves, lo que trae consigo un gran avance en el estudio social.

 

Fuente original: consalud.es

CONSUMIR O CONSUMAR

Mucho se ha dicho sobre el uso de drogas en las relaciones sexuales. Pero ¿qué hay de cierto? Nuestra sexóloga nos habla al respecto con dos de las grandes: el alcohol y la cocaína.

En los 70’s se empezó a escuchar aquello de “sexo, drogas y rock and roll” y la realidad es que es una combinación que muchas personas han -hemos- probado. Porque habrá pocas personas que no hayan tenido una relación sexual bañada en alcohol o que se haya convertido en ensoñación por efecto de otras drogas.

No quiero ponerme a deciros lo malas que son las drogas ni los múltiples efectos negativos que pueden tener en nuestra vida y, cómo no, en nuestra sexualidad. Porque ya lo sabemos y si no lo sabíais pues ya lo sabéis.

Tampoco quiero ponerme a detallar uno por uno sus efectos, pero sí que hay cosas importantes respecto a ellas que creo que conviene destacar porque es lo que, en mi día a día, me encuentro en consulta.

Que el alcohol desinhibe lo sabemos. Todo el mundo se ha sorprendido haciendo algo con una copa de más que sin ella no habría hecho, desde hablar con esa persona que te gusta, hasta cantar a pleno pulmón o sentir una “seguridad” que parece que te brota por los poros. Esto también se transmite al sexo y sí que es verdad que muchas personas que tienen algunos complejillos se sorprenden disfrutando sin pensar en ellos, o gente que no tiene el valor de lanzarse a besar a esa persona, aunque la otra lo ponga en bandeja, han hecho de el alcohol su bandera y se han atrevido.

Vale, hasta ahí vale. Pero entramos en terreno algo farragoso cuando para hacer determinadas cosas pensamos que necesitamos de esa “ayuda” porque sino no somos capaces. También cuando no disfrutamos sin ella o cuando nos frustramos porque lo que parecía un trampolín se ha convertido en un pozo. ¿A qué me refiero con esto? A que el alcohol nos quita “ataduras” -morales, emocionales y mentales- que pueden traernos más de algún problema.

¡Ejemplos! Que es lo que nos gusta.

  • ALCOHOL COMO ENEMIGO DEL ORGASMO

La chica que disfruta mucho cuando bebe algo porque se siente segura, divertida y siente el placer recorriendo su cuerpo… pero que no consigue en este estado llegar al orgasmo ni a tiros. Y esto se repite. Y se frustra.

  • ALCOHOL COMO ENEMIGO DE TI

La persona que disfruta de sus relaciones sexuales cuando vuelve de juerga pero que, si no es de esa manera, le cuesta. No se motiva. No le sale. Necesita un deseo provocado porque el suyo está más pendiente de otras cosas.

  • ALCOHOL COMO ENEMIGO DE LA ERECCIÓN

El chico que se ha puesto como una moto, se lo está pasando fenomenal, pero cuando quiere un contacto genital se encuentra con que Johny Walker está durmiendo la mona y no a lo que está. Y crea inseguridad. Nervios. Y el recuerdo de ello vuelve y se pone nervioso por lo que se repite. Y esta vez no está borracho. Y no ha “podido”. Y la siguiente vez lo piensa y se repite. Y se frustra.

  • ALCOHOL COMO TOMADOR DE DECISIONES

La persona que hace algo por esa desinhibición y que, al día siguiente, se arrepiente. Porque ha tenido sexo con una persona con la que moralmente no se siente cómoda, porque no puso ningún tipo de protección con el subidón, porque, porque, porque…

Sí. Evidentemente me estoy poniendo en lo peor, pero la realidad es que estas cosillas pasan y más a menudo de lo que imaginamos. Y me he lanzado a por el alcohol porque es lo más socialmente aceptable, común y, de cierta forma, no está mal visto. Pero lo mismo se puede aplicar a otro tipo de drogas.

Sobre la cocaína se ha oído de todo y se la ha relacionado en muchas ocasiones con un disfrute increíble en el terreno sexual, cine incluido, con películas como “Boogie nights” o “El lobo de Wall Street”, por poner algún ejemplo. Pero, no sólo pasamos a hablar de un estimulante mayor del sistema nervioso central, sino que nos encontramos con unas prácticas e ideas que, como poco, son contradictorias, por no llamarlas absurdas.

Hay quien utiliza un poco de coca en el glande para retrasar de esta forma el orgasmo y “disfrutarlo” más. ¿Cómo dices? Esto y los preservativos retardantes son algo que me dejan loca. Muy loca. Parten de la base de utilizar un elemento anestésico -los preservativos con otras sustancias y no con cocaína directamente, por supuesto- para que así el hombre, al sentir menos, no alcance el orgasmo con tanta facilidad, por lo que tenemos a una persona que alarga su estimulación pero sin sentirla. Esto es como querer comer sin que la comida te sepa a nada. El sinsentido de los sinsentidos. Y también hay quienes lo hacen en el clítoris de la mujer… No hace falta que os diga sus efectos, ¿verdad? Los mismos, dejar de sentir.

Y el problema ya no es esto o aquello de manera ocasional, el problema aparece cuando lo convertimos en costumbre, cuando lo incluimos en nuestra rutina sexual, cuando pensamos que “todo con _____ es mejor” y no somos capaces de disfrutar de nuestra intimidad y nuestro erotismo a palo seco, sin aditivos ni añadidos.

Pasadlo bien, disfrutad, salid de juerga y embriagaros pero de la vida, de buenos momentos, de risas, de miradas cómplices y de las millones de sensaciones que puedes sentir cuando eres tú. Sin más. Y que suene el rock and roll.

Fuente: http://www.proyecto-kahlo.com

Esto es lo que sabemos de las drogas que llegan a España

droga-llega-espana-0804-body-image-1460104200Porcentaje de venta de cada droga en la UE. Fuente: EMCDDA–Europol

Esta semana se ha hecho público el Informe sobre los mercados de drogas en la UE del 2016, presentado en Bruselas por Dimitris Avramopoulos, Comisario europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, por Alexis Goosdeel, Director del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA) y por Rob Wainwright, Director de Europol. Un total de 190 páginas que evalúan el impacto del mercado de las drogas en la Unión Europea y los factores que la impulsan. En dicho informe se explora el mercado del cannabis, la heroína, la cocaína, las anfetaminas, la MDMA y las nuevas sustancias psicoactivas, se analizan los actores involucrados en el tráfico y consumo y se cuantifica el impacto del mercado de las drogas en la sociedad. Quizás no os sorprenda, pero España aparece citada en el informe en varias ocasiones.

Para entender cómo funciona el mercado debemos recurrir a la teoría del iceberg. Solo un 4% del comercio de drogas en línea (las que podemos comprar por internet) son visibles por los consumidores. El 96% está formado por una red invisible que esconde mucho más de lo que nos imaginamos.

El negocio del cannabis es el más extendido a toda la Unión Europea y representa el 38% del total del valor financiero estimado del mercado de drogas europeo. En segunda posición se sitúa la heroína (28%), seguido de la cocaína (24%). El éxtasis o las anfetaminas significan una porción para comensales a régimen de toda la tarta. Los distintos entramados de producción y distribución de la droga son complejos, pero descifrables a grandes rangos.

España es un gran punto estratégico de llegada de drogas pero también de consumo. El hachís y la cocaína son las dos drogas más arraigadas en nuestro territorio. Desde hace más de 30 años nuestro país es un gran punto de distribución del hachís marroquí. En España se incautan las ¾ partes del hachís decomisado en Europa y la mitad de la cocaína confiscada.

droga-llega-espana-0804-body-image-1460104245Casos trabajados por Eurojust (2013–14). Fuente: EMCDDA–Europol

Una de las conclusiones extraídas del estudio es que la cocaína llega a Europa a través de Rotterdam. Entre el 25 y el 50% de toda la mandanga que nos llega proviene del puerto más grande del continente. Son aproximadamente 11 millones de contenedores llenos en un año. Se esconden entre las piñas o incluso dentro de los tubos de las bicicletas. Empleados corruptos del puerto receptor se encargan de que la mercancía no sea detectada, según el informe. (De hecho, la Interpol está tomando medidas específicas para que esto deje de pasar). Se oculta la droga en recipientes aleatorios que pasan el control gracias a las triquiñuelas de los traficantes. La producción de cocaína se centra específicamente en la zona de Los Andes y la Amazonia, por lo que otras de las rutas habituales por las que entra al continente son vía aérea y marítima desde Sudamérica, atravesando el Atlántico.

También nos llega a través de Marruecos y por aire y básicamente en rutas comerciales. A pesar de que ha bajado el consumo, España sigue siendo un punto estratégico para traficantes españoles, colombianos y franceses, que compran, venden y distribuyen su mercancía.

droga-llega-espana-0804-body-image-1460104274Las principales rutas de entrada de la cocaína a la Unión Europea. España juega un papel central.Fuente: EMCDDA–Europol

Los Países Bajos juegan un papel importante como productores y exportadores de cannabis y derivados. Con un valor estimado de más de 9.000 millones de euros al año y más de 22 millones de usuarios anuales, el mercado ilícito de cannabis es el mayor mercado de droga en la Unión Europea. Sin embargo, el aumento de la producción de marihuana dentro del continente en los últimos 10 años ha generado un gran cambio en los hábitos de comercialización.

droga-llega-espana-0804-body-image-1460104294Principales rutas de entradas del cannabis en la Unión Europea. Fuente: EMCDDA–Europol

Para que nos explique cómo funciona el intrincado mundo de la yerba, contactamos con Germán*, trabajador de una empresa con sede a Holanda especializada en material agrónomo que tiene entre su cartera de clientes a plantadores ilegales de cannabis, por lo que prefieren mantenerse en el anonimato. Nos habla del vacío legal que hay en los Países Bajos en el ámbito de las drogas. «El del cannabis es solo un mercado más al que nosotros llegamos. Evidentemente nosotros no vendemos, pero somos conocedores de la legislación holandesa sobre el tema y es bastante gris. Los coffee shops compran en el mercado negro. No hay control ni regulación, pero facturan sus ventas y pagan sus impuestos. De donde sale el producto es un vacío legal, y el cultivo industrial es ilegal. Es bastante absurdo, pero así es. Los growers no tienen licencias y por supuesto la transacción grower-coffee es en negro, por lo que no hay controles de calidad». Nos explica que el precio de compra puede ser de 5.000 euros por un kilo y luego las coffees lo ponen a 13 euros el gramo. En el coffee por ley solo puede haber 500 gramos en total, incluyendo magdalenas y prerolled. Allí está la importancia del trabajo que hace el runner, que va reabasteciendo las existencias desde el almacén escondido. Es un negocio tan grande que si lo prohibieran habría muchos problemas asociados. Hay muchísima gente que vive de ello.

La producción de cannabis y otros productos derivados tienen efectos muy perjudiciales para el medio ambiente. La erosión, la contaminación del agua subterránea y la falta de fertilidad de la tierra son a menudo pasados por alto. Para que nos hagamos una idea: el cultivo del cannabis está cuantificado en 47.000 hectáreas de tierra a lo largo del Rif, la zona montañosa del norte de Marruecos. Según el informe de la Unión Europea 17.000 hectáreas fueron deforestadas en los años 80 para la plantación de yerba en la zona del noreste de África.

droga-llega-espana-0804-body-image-1460104320Principales rutas de entradas del cannabis en la Unión Europea. Fuente: EMCDDA–Europol

Por lo que al hachís se refiere llega a España y Portugal vía Marruecos. Afganistán también es un principal exportador de costo, pero el que proviene de allí va directamente a Holanda y de Holanda al Reino Unido. Estas son las dos principales vías conocidas que existen hoy en día. La interceptación de grandes remesas de hachís marroquí en movimiento hacia el este a lo largo de la costa del norte de África plantea la posibilidad de una nueva ruta de contrabando en Europa o incluso la apertura de nuevos mercados en una región inestable.

droga-llega-espana-0804-body-image-1460104386Rutas de entrada de la heroína. Fuente: EMCDDA–Europol

Analizando el mercado de la heroína existen cuatro itinerarios claramente conocidos: la ruta de los Balcanes, la del Norte, la Caucásica y finalmente la del Sur. Nuestro país toma especial protagonismo precisamente en el trayecto sur de los Balcanes. Madrid y País Vasco son las dos comunidades más destacadas de la ruta. Euskadi es un punto estratégico para la exportación al resto del continente, además de una buena vía de entrada a Francia.

Hablamos con Laurent Laniel, principal científico analista del informe para que nos aclare algunos de los resultados. Nos explica que España se está convirtiendo en un lugar habitual de producción de marihuana en yerba, sobretodo en las regiones de Andalucía, Barcelona, Madrid y Norte se han incautando numerosas plantaciones. También nos expone los nuevos hábitos crecientes con respecto a las drogas sintéticas. «Existen dos tipos de drogas psicoactivas producidas en China e India y que España distribuye y vende al pormenor. Las primeras son las estimulantes, que tienen unos efectos parecidos a la cocaína o al éxtasis y son distribuidas en discotecas, bares y en conciertos. Las segundas las que imitan el cannabis, drogas químicas que cada vez son más fuertes y que pueden provocar serios problemas de salud. España tiene un papel clave en la distribución de las drogas emergentes provenientes de Asia. Es aquí donde se separa la mercancía y se empaqueta en porciones individuales.

Afganistán sigue siendo el principal país productor de opiáceos. Las nuevas drogas sintéticas que se pueden comprar incluso por la red están favoreciendo su producción. Se estima que en 2013 se consumieron en el continente 138 toneladas de heroína, con un valor total aproximado de 6,8 billones de euros.

Los principales problemas derivados de las drogas son sociales, afectan la economía y suponen un riesgo para los más desfavorecidos. El crimen y la violencia organizada relacionada con el tráfico se ha vuelto un tema importante en Europa. El impacto a las familias también se ha contemplado como preocupante. Además de estos problemas se derivan otros de otra índole. Los grupos terroristas, las organizaciones que se dedican al tráfico y explotación de personas y los traficantes de armas se benefician de los ingresos obtenidos gracias al tráfico de drogas. El estudio por ejemplo cita, a pequeña escala, el caso de la banda terrorista ETA que intercambiaba droga por armas con la mafia italiana.

Se conocen los estrechos lazos indirectos que hay entre el terrorismo y el tráfico de drogas. Por lo menos uno de los terroristas que se inmoló en los atentados de París, y otro más en los de Bruselas, había participado en una red de tráfico de drogas a pequeña escala. En los países productores los problemas se acentúan, un tema que dejará a muchos con la conciencia intranquila.

*Se ha cambiado el nombre de la fuente para preservar su anonimato.

Fuente: Vice.com