Entradas

Una votación popular decidirá el uso del condón en el cine porno. (Los Ángeles)

El debate sobre si los actores de películas porno deben utilizar o no condón lleva años sobre la mesa. Las autoridades sanitarias están a favor del preservativo mientras que la industria de este tipo de cine se muestra más reacia. Cuando en 2004 se supo que cuatro intérpretes habían contraido el sida durante su trabajo, parecía claro que el profiláctico se iba a imponer. Pero no fue así. Ahora, la última palabra la tendrán los votantes, que decidirán en una votación popular durante las elecciones primarias del mes de junio.

Los Angeles es la meca del cine porno, un negocio que mueve muchos millones de dólares al año. Y es precisamente en esta ciudad donde las autoridades sanitarias han alertado de un importante aumento de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Esté relacionado o no, la AIDS Healthcare Foundation, una famosa organización que lucha contra el sida, ha recopilado más de 71.000 firmas para pedir el uso del preservativo. Más que suficientes para cumplir el trámite de que se someta a votación popular, pues sólo se necesitan 41.000 firmas.

“Hay muchas ETS en esta industria”, afirma Michael Weinstein, presidente de la AIDS Healthcare Foundation, “pero las distintas jurisdicciones se pasan el tema, como una patata caliente. Nadie quiere coger el toro por los cuernos y afrontar la situación, porque se trata de sexo, de porno y porque mueve mucho dinero”.

Si finalmente se adopta por ley la obligatoriedad de llevar preservativo, Weinstein dice que será una medida de salud pública comparable a otras de gran impacto, como la ley antitabaco, por ejemplo.

El Departamento de Seguridad Laboral de California ha ganado más de 125.000 dolares en los últimos cinco años por multas impuestas a los productores de peliculas porno por incumplir cláusulas de salud. Sin embargo, a pesar de estas multas, las compañías siguen filmando sin preservativos.

“La historia nos ha demostrado que regular el comportamiento sexual consentido entre adultos no funciona”, matiza Diane Duke, directora ejecutiva de Free Speech Coalition, una asociación comercial de la industria del entretenimiento adulto.

“Una imposición probablemente perjudicaría a todos, porque las compañías se verían forzadas a rodar fuera, para evitar la norma, o lo que es peor se crearía un circuito ilegal que sería mucho menos seguro para los actores”.

Publicado en: elmundo.es

¡¡EN BUSCA DEL PLACER!!

Estrenamos nuestro “Especial Día Mundial de la lucha contra el Sida” con la propuesta de un juego.

¿Cuantas veces hemos tenido la oportunidad de disfrutar del sexo y ¡ups! nos ha sido imposible encontrar un condón para hacer sin riesgo de embarazo o de infección de transmisión sexual? Los ecos del “joder, mierda, ¿dónde co… lo guardé?” todavía pitan en nuestros oídos…

¡PUES ESTO SE HA ACABADO: TE OFRECEMOS LA SOLUCIÓN QUE CAMBIARÁ TU VIDA!

Descárgate esta imagen, imprímela en DIN-A4 y juega con tu(s) pareja(s), en solitario o con tus amistades.

Rellena las porciones de este pastel calentito, usando un verbo y una parte del cuerpo para lograr que el placer provocado sea tal que lo de lo mismo no tener un condón a mano.

Ojo, no puedes repetir más de dos veces los verbos ni las partes del cuerpo; tampoco se acepta meter el pene en la boca, en la vagina o en el ano (por aquello de las infecciones).

Un ejemplo: morder (verbo) suavemente el lóbulo de la oreja (parte del cuerpo) o Mirar como se acaricia la pareja su clítoris, etc.¡Las combinaciones son infinitas!

¡SIN CONDÓN TAMBIÉN NOS LO PODEMOS MONTAR!

Cómo implicar a los jóvenes en la lucha contra el VIH.

Jóvenes seropositivos durante un evento de concienciación.| Reuters

  • ONUSIDA anima a la población de entre 15 y 29 años a crear políticas de sida
  • Se compromete a aplicar la nueva estrategia el próximo año

“Pedimos a los jóvenes de todo el mundo que entren a debatir y que trabajen junto a ONUSIDA para inventar nuevas estrategias que prevengan las infecciones por VIH”. Éste es el llamamiento que hace Michel Sidibé, director ejecutivo del organismo de la ONU, a la población de entre 15 y 29 años.

¿Por qué ahora? Porque si esta nueva generación no da un paso al frente y se compromete en la lucha contra el virus, los objetivos fijadospor los líderes mundiales para 2015 -como los de lograr el acceso universal al tratamiento o eliminar la transmisión de madre a hijo-, no se conseguirán.

Según los datos del organismo de la ONU, unos 3.000 jóvenes se infectan cada día con el VIH y de los cinco millones de ellos que ya viven con el virus, muchos no reciben los fármacos que necesitan. Para concienciarles de que la epidemia también va con ellos y que tienen mucho que decir sobre cómo abordarla, ONUSIDA ha lanzado el proyecto CrowdOutAids, una iniciativa online, similar a una red social, que tiene cuatro fases: primero conectar a los jóvenes de todo el mundo, que debatan y compartan sus opiniones, que busquen soluciones y, por último, que se llegue a una acción y a una política de prevención colectiva, que ONUSIDA se compromete a poner en práctica.

Mikaela Hildebrand, una de las encargadas de la iniciativa, explica a ELMUNDO.es que “queremos asegurar una participación abierta y transparente”. Los debates se llevan a cabo “en seis idiomas distintos”, indica. “En los próximos dos meses esperamos que al menos 3.500 personas estén discutiendo en línea y que más de 100.000 hayan entrado alguna vez a interesarse por el proyecto. Los datos son buenos. En el primer día, 400 jóvenes se registraron en los foros de debate”, señala.

“Es absolutamente necesario que contemos con los jóvenes, no sólo para que reciban nuestros mensajes sino para que propongan los suyos y sean artífices de un cambio en la lucha contra el sida”, añade Sidibé. CrowdOutAids pretende usar las nuevas tecnologías y formas de comunicación y por eso estarán presentes en Facebook, Twitter y Renren (la red social china). Según explican desde ONUSIDA, la idea es que la estrategia que salga del debate se empiece a aplicar en enero del próximo año.

Implicar a la gente joven en el desarrollo de políticas que les afectan es un paso necesario para que éstas tengan éxito, pero que todavía no se tiene en cuenta. De hecho, en la página de CrowdOutAids, el 90% de los jóvenes opina que no se les involucra en las decisiones políticas. “Es importante que les involucremos, con el fin de que nuestros puntos de vista, expectativas y aspiraciones se vean completamente representadas”, declara Jennifer Ehidiamen, blogger y periodista nigeriana y gestora de contenidos de CrowdOutAIDS.org.

Publicado en: elmundo.es