Los jóvenes conductores que no beben si van a conducir, se duplican en 10 años.

El grupo de edad entre los 18 y 24 años es el que ha registrado un mayor descenso de muertes por accidente de tráfico desde 2001.

El número de jóvenes conductores que nunca bebe alcohol si van a conducir ha pasado de un 34% en 2001 al 61% en 2010, según una encuesta de la Federació Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), que hoy ha presentado el balance de la figura del conductor alternativo, en su décimo aniversario. “Los resultados son muy positivos y esperanzadores y se evidencia que existe un mayor grado de concienciación en todo lo relacionado con el consumo de alcohol y conducción”, ha asegurado el director ejecutivo de FEBE, Bosco Torremocha.

En una década, desde que empezó el programa Noc-turnos, el número de jóvenes que afirma practicar el conductor alternativo ha pasado de un 5% al 90%. Además, entre los menores de edad, la intención de recurrir a esta figura una vez obtenido el permiso de conducir ha aumentado de un 48% a un 71%.

Es precisamente el grupo de edad comprendido entre los 18 y los 24 años el que ha registrado el mayor descenso de víctimas mortales por accidente de tráfico, un 69% desde 2001, seguido de los jóvenes de entre 25 y 34 años, con una caída de la mortalidad del 34%, según la última edición de “Las principales cifras de la siniestralidad vial en España 2010”, que la Dirección General de Tráfico (DGT) publicó la semana pasada.

Sin embargo, según el estudio de la FEBE, los jóvenes siguen utilizando el coche como medio de desplazamiento favorito para salir por la noche. Un 68% reconoce que utiliza este vehículo en sus salidas nocturnas, un porcentaje que apenas ha caído unas décimas en la última década.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *