Lee esto si tienes candidiasis vaginal cada dos por tres

La ciencia explica qué hay detrás de esas recurrentes infecciones.

KITTISAK JIRASITTICHAI / EYEEM VIA GETTY IMAGES

Picor, flujo vaginal… Los síntomas de la candidiasis resultan evidentes. Este problema es quizás una de las realidades más frustrantes de vivir con vagina.

Además, es muy común: al menos el 80% de las mujeres experimentarán candidiasis a lo largo de su vida, según Kimberly Langdon, obstetra-ginecóloga que actualmente trabaja como asesora de Medzino Health. No obstante, algunas personas tienen más predisposición que otras a estas infecciones. Y si notas que te pasa con mucha frecuencia, deberías echarle la culpa a varios factores.

Según los expertos médicos, estos son los motivos más comunes por los que se contrae la candidiasis, y los consejos que puedes seguir para lidiar con ella:

Puede que no sea candidiasis

Si te has autodiagnosticado, puede que tu sospecha no sea cierta. Según Mary Jane Minkin, obstetra-ginecóloga y profesora clínica en la Yale University School of Medicine, “sólo un tercio de las veces que una mujer se autodiagnostica candidiasis, es eso en realidad. Otro tercio de las veces, tendrá otro tipo de infección, como una infección bacteriana. Y otro tercio de las veces, la mujer tendrá irritación por un alérgeno, por un jabón o gel espumoso o un nuevo detergente, que entra en contacto con la vulva y produce una sensación semejante al picor y la irritación de la candidiasis”.

Si sospechas que tienes una infección recurrente por candidiasis, Minkin recomienda consultarlo con un profesional médico: “Acude a tu ginecólogo para que te examine; puede que en realidad tengas algo muy diferente”.

Puede que sea la medicación

Si el médico te ha prescrito una serie de antibióticos para combatir una infección, es probable que las pastillas también se hayan llevado entretanto las “bacterias buenas” de tu cuerpo. Langdon explica que esas bacterias, conocidas como lactobacillus, son fundamentales para mantener el pH normal de la vagina. De este modo, si los antibióticos acaban con ellas, puede producirse candidiasis.

Si tienes que tomarte esa medicación, Minkin propone incluir además un probiótico para introducir más bacterias buenas en el cuerpo. Y presta también atención a otros medicamentos: los anticonceptivos y esteroides pueden provocar candidiasis, añade la doctora Natasha Bhuyan.

Te estás sometiendo a un tratamiento inadecuado

HERO IMAGES VIA GETTY IMAGES

Los medicamentos antifúngicos sin receta no funcionan bien para todas las cepas de hongos”, afirma Craig Salcido, obstetra-ginecólogo en Mission Hospital, California. “Si la candidiasis es recurrente, es hora de ver a un médico”, señala.

Salcido añade que es importante completar todo el tratamiento para acabar con la infección, aunque los síntomas desaparezcan antes. “Un tratamiento incompleto no siempre reduce el hongo hasta un nivel que el cuerpo es capaz de sobrellevar”, apunta.

Échale la culpa a factores externos, como condones o jabón

La candidiasis está principalmente causada por cualquier cosa que cambie tu flora vaginal, como el espermicida, algunos tipos de condones o el propio esperma, señala Bhuyan. También los jabones ―especialmente los perfumados― o geles vaginales pueden causar candidiasis en lugar de prevenirla, como algunos creen. “Por eso recomiendo a mis pacientes que eviten las duchas vaginales… la vagina tiene su propio sistema de limpieza”, aclara.

Estás estresada

Un estudio alemán de 2013 descubrió que los factores psicológicos ―especialmente el estrés― tenían un papel importante en la candidiasis, apunta Ceppie Merry, médico en Dublín.

Salcido añade que el estrés puede provocar fluctuaciones en el estrógeno, lo cual puede generar candidiasis. Los cambios en los niveles de estrógeno por anticonceptivos, embarazo o premenopausia también pueden dar lugar a la candidiasis.

Si notas que tienes más candidiasis cuando estás muy nervioso, trata de controlar los factores subyacentes que provocan estrés, recomienda Diana Ramos, obstetra-ginecóloga y presidenta de National Preconception Health and Health Care Initiative (PCHHC). “Y asegúrate de comer bien, dormir y hacer ejercicio para disminuir el estrés”, añade.

Llevas puesta ropa sucia de hacer deporte 

¿Te ha pasado alguna vez que vas a darlo todo al gimnasio y te quedas con la ropa sudada después? Puede que sea eso lo que te genera incomodidad. “Un entorno cálido, húmedo y oscuro es el caldo de cultivo perfecto para la candidiasis”, explica Salcido. “Esto incluye la ropa de hacer deporte y los bañadores”.

Para evitar la candidiasis, el experto sugiere utilizar prendas holgadas de algodón para el gimnasio o cambiarte las mallas ajustadas de yoga después de cada clase.

Tienes otro problema médico

En casos más raros, la candidiasis puede estar provocada por otra enfermedad. “Cualquier cosa que afecte al sistema inmune, como el VIH, la quimioterapia, enfermedades severas o diabetes hacen a la persona más propensa a sufrir infecciones por hongos”, señala Laurence Gerlis, fundador de SameDayDoctor, en Reino Unido.

Al final, lo importante es tener la opinión de un doctor si no estás seguro de algo. La candidiasis, independientemente de si es puntual o recurrente, puede diagnosticarse y tratarse con facilidad si acudes al médico.

Artículo originalmente escrito y publicado por  el 18 de marzo 2019 para Huffpost EE.UU 

Artículo traducido del inglés por Marina Velasco Serrano y publicado el 9 de mayo 2019 para Huffpost España

Fuente original: Huffpost EE.UU 

Fuente traducida: Huffpost España 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *