Las españolas hacen un ‘buen uso’ de la píldora poscoital.

  • Muchas mujeres siguen creyendo que es abortiva
  • La mayoría de las usuarias no considera que sea un método habitual
  • El 14% de la población femenina la ha utilizado alguna vez

Se han cumplido dos años de la libre dispensación de la píldora del día después en las farmacias y la Sociedad Española de Contracepción (SEC) lo ‘celebra’ con una encuesta que confirma que la mayoría de las españolas hacen un buen uso de este método. Sin embargo, también muestra que persisten algunas creencias erróneas.

El sondeo, realizado por la empresa Sigma Dos con una muestra de 6.200 mujeres de las distintas comunidades autónomas, revela que el 14,1% de las mujeres españolas de 14 a 50 años ha utilizado alguna vez la píldora del día siguiente. De ellas, el 27,5% la ha usado en los últimos 12 meses.

Según Mª Ángeles Gómez, presidenta de la Confederación Iberoamericana de Contracepción, no es cierto que se esté haciendoun uso reiterado de la anticoncepción de emergencia, ya que “la gran mayoría la había utilizado una sola vez y más de dos veces es algo anecdótico”.

El recurso a este sistema para evitar embarazos no deseados está asociado en el 77,7% a una situación de urgencia, fundamentalmente por algún problema en la utilización del preservativo (se rompe o queda retenido). Únicamente el 4,6% ingirió la pastilla porque no había utilizado ningún método anticonceptivo.

Tras la utilización de la píldora del día después, el 21,2% decidió cambiar de método anticonceptivo habitual. El anticonceptivo más utilizado (42%) es el preservativo, seguido de los métodos hormonales, sobre todo la píldora.

El 24,5% de las féminas españolas, según los datos obtenidos por Sigma Dos, no utiliza ningún método anticonceptivo. El 6,4% de ellas no ha tenido relaciones sexuales nunca y, según explican los representantes de la SEC, hay que tener en cuenta que entre las restantes se encuentran las que quieren quedarse embarazadas o tienen problemas de fertilidad.

En cuanto a la obtención de la pastilla, la farmacia es actualmente el lugar más frecuente de dispensación (33,9%), seguido de los servicios de atención primaria (27,5%) y los servicios de urgencias (23%).

Sólo el 11,3% de las encuestadas señaló haber tenido algún problema para obtener la píldora poscoital. En la mayoría de los casos lanegativa a prestar esta atención se produjo en los servicios sanitarios (40,7%). De hecho, la incidencia de dificultades para conseguirla ha descendido en el último año.

En opinión de Ezequiel Pérez Campos, presidente de la Fundación Española de Contracepción (FEC), los resultados de esta encuestadesmontan “los bulos sobre el mal uso que iban a hacer las mujeres de la píldora del día después cuando se inició la libre dispensación”.

Sin embargo, aún persisten ciertas falsas creencias sobre este método anticonceptivo. Para empezar, más de la mitad de las mujeres (53,4%) sigue creyendo que es un método abortivo y el 60,2% considera que su uso puede ser perjudicial para la salud.

Publicado en: elmundo.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *