En busca de un ‘Póntelo, pónselo’ sin dinero público

A falta de perfilar detalles, la Coordinadora Estatal de VIH-Sida (CESIDA) ha presentado el germen de lo que será la nueva campaña nacional de prevención de VIH en jóvenes, un colectivo -especialmente entre los hombres que tienen sexo con hombres (HSH)- especialmente vulnerable a la infección, como se empeñan en demostrar las cifras.

La campaña ganadora, cuyo eslogan es Noise against AIDS (Ruido contra el sida) ha sido seleccionada por un exigente jurado en el que curiosamente sí estaba presente el Plan Nacional sobre Sida, que ha no ha contribuido a la financiación del proyecto, proveniente únicamente de los propios fondos de las organizaciones que componen CESIDA y el laboratorio fabricante de antirretrovirales Janssen.

“Tampoco podemos dejar de actuar por que el Ministerio no nos ayude”, explica a EL MUNDO Jorge Garrido, director de la ONG Apoyo positivo y coordinador del proyecto HIV Think Tank, iniciativa de la que partió el concurso de la campaña, que pretende convertirse en un nuevo Póntelo, pónselo, “el único anuncio que ha conseguido crear un hito en la prevención del VIH”, según este experto.

El proyecto ganador “creado por y para jóvenes” ha sido presentado por alumnos de la Escola Superior de Disseny i Enginyeria Barcelona que, según explicaron, aspiran a conseguir -“aún sabiendo que no es realista”- un mundo libre de sida.

Garrido reconoce que la campaña saldrá muy barata en comparación a si hubiera estado convocada por el Ministerio, pero aspira a que éste -a través del rebajado Plan Nacional sobre Sida- la apoye de otras maneras cuando sea una realidad, por ejemplo emitiendo en canales públicos los anuncios y apoyando en otras formas de difusión.

Según el equipo que ha diseñado la campaña, el concepto clásico de anuncio no será, sin embargo, el eje de la misma, ya que se apoyarán en redes sociales, harán un importante uso de la tecnología -desarrollando, por ejemplo, un código QR para que los jóvenes sepan dónde están los puntos de reparto de preservativos gratis y los lugares donde hacer la prueba del VIH- y intentarán que la población se implique al máximo, “de una forma parecida al movimiento 15 M”.

Según el jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, Santiago Moreno, la razón por la que la campaña ha de ir especialmente dirigida los jóvenes la ofrecen las propias cifras de registro de casos de VIH, que demuestran un ascenso constante de nuevas transmisiones en este colectivo. “Las personas que no han vivido la crudeza de la epidemia del sida antes de los antirretrovirales le han perdido el miedo”, explicó.

Así, aunque solo entre el 2% y el 4% de los nuevos casos se da en menores de 20 años, un tercio afecta a jóvenes en la franja de los 20 a los 30, mientras que otro tercio se da entre los 30 y los 39 años. La edad media de detección de la infección por VIH es de 37 años.

El experto también resaltó un dato ya conocido por las autoridades sanitarias: que la principal “práctica de riesgo” para la adquisición del VIH es la vía sexual, especialmente en HSH. Desde CESIDA, Garrido reconoció la especial vulnerabilidad de este colectivo, que achacó a un déficit en la educación “sexual y sentimental” de los jóvenes españoles.

Fuente: http://www.elmundo.es

Foto portada: fotograma de la campaña ganadores, ‘Noise against aids’

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *