¿Dejarías de fumar si subieran el precio?

– Un estudio realizado por la Universidad de Drexel (EEUU) ha demostrado que incrementar tan solo 1 dólar (alrededor de 0,85 euros) el precio del tabaco hace que las personas fumadoreas “más veteranas” tengan un 20 por ciento más de probabilidades de dejarlo, un efecto que creen similar o “más fuerte” entre la población más joven, según la revista ‘Epidemiology’.

Un estudio realizado por la Universidad de Drexel (EEUU) ha demostrado que incrementar tan solo 1 dólar (alrededor de 0,85 euros) el precio del tabaco hace que las personas fumadoras “más veteranas” tengan un 20 por ciento más de probabilidades de dejarlo, un efecto que creen similar o “más fuerte” entre la población más joven, según la revista ‘Epidemiology’ .

“Las personas fumadoras adultas más mayores han fumado durante mucho tiempo y tienden a tener menores tasas de abandono en comparación con las poblaciones más jóvenes, lo que sugiere un comportamiento profundamente arraigado que parecía difícil de cambiar”, ha destacado Stephanie Mayne, autora principal del estudio.

Para llegar a estas conclusiones, los y las investigadoras analizaron datos desde el año 2002 al 2012 sobre los precios del tabaco en seis sitios diferentes, entre los que se encontraban el Bronx, Chicago y el condado de Forsyth, Carolina del Norte. En cuanto a la cohorte, se seleccionó a personas fumadoras de entre 44 y 84 años pertenecientes a estos lugares.

Además, entre estas personas fumadoras, el equipo de investigación se centró también en aquellas personas que consumían más de medio paquete al día, demostrando que, con una subida de solo 1 dólar, reducían en un 35 por ciento el número promedio de cigarrillos que fumaban al día, en comparación con el 19 por ciento que presentaba la población total de personas fumadoras.

“Dado que las personas fumadoras pesadas fuman más cigarrillos al día, inicialmente pueden sentir el impacto de un aumento de precios en mayor grado y ser más propensos a reducir el número de cigarrillos que fuman a diario”, ha subrayado Mayne.

Fumar en bares y restaurantes

Esta medida reduciría el número de personas fumadoras, pero no todas producen el mismo efecto ya que, por ejemplo, la prohibición de fumar en bares y restaurantes no tiene ningún impacto sobre el hábito tabáquico, según los datos extraídos de este estudio, aunque tendrían que realizarse más investigaciones para observar si esta información es cierta y por qué es así.

En esta línea, el profesor asociado en la Escuela de Economía de Drexel, Mark Stehr, ha explicado que esto puede deberse a que este prohibición, al fin y al cabo, puede ser eludida, pues la persona fumadora puede salir fuera o quedarse en casa, “mientras que evitar un aumento de precios podría requerir más esfuerzo”.

Por lo tanto, el aumento de los precios de los cigarrillos parece ser la “mejor estrategia” para fomentar el abandono del tabaco en todas las edades. “Una política fiscal más consistente en los Estados Unidos podría ayudar a animar a más personas adultas mayores a dejar de fumar”, ha concluido Mayne.

 

Fuente: http://www.lasdrogas.info

Artículo original publicado en: infosalus.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *