¿Cómo recuperarse de la resaca?

No hay soluciones mágicas ni universales para aliviar el malestar general después de una, o varias, noches de brindis. Sin embargo, unas pautas pueden ayudar a recuperarnos más rápidamente.

Malestar general, dolor de cabeza, sequedad de boca y molestias gástricas. Quien haya vivido una noche, o varias, de brindis, tragos y diversión reconoce estos síntomas que pueden hacernos prometer no volver a tomar una copa nunca más. En general, esa promesa sólo queda en palabras, pero mientras dura la resaca podemos tomar algunas medidas para intentar recuperarnos.Recolección de testimonios de tres especialistas españoles para conocer cómo podemos recuperarnos de la resaca de manera efectiva. Los médicos son: Alberto Borovia, de la Unidad de Toxicología del Hospital de La Paz de Madrid; Enrique Peña, coordinador del grupo de Trabajo de Digestivo de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria; y la doctora Marta Martínez del Valle, miembro de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.

La ciencia y la resaca 
¿Qué dice la ciencia sobre la resaca? La doctora Marta Martínez del Valle apunta: “Se conoce como “resaca” el conjunto de síntomas que pueden aparecer tras una ingesta alta o superior a lo que es habitual de alcohol. Los síntomas habituales son la cefalea, siendo una de las causas más frecuentes de cefalea secundaria, diarrea, pérdida de apetito, temblor, fatiga y náuseas. También se pueden presentar alteraciones visuales y cognitivas. Hablamos de resaca cuando se dan al menos dos de estos síntomas con la gravedad suficiente como para impedir a quien las padece el desarrollo de actividades cotidianas. Aunque científicamente aún no es concluyente, parece que es el acetaldehido la molécula que desencadena estos síntomas. Este es la sustancia que se produce tras la actuación sobre el mismo de determinados sistemas enzimáticos implicados en la eliminación del alcohol. También existe evidencia de que otras substancias presentes en la composición de las bebidas alcohólicas podrían influir en que estos síntomas aparezcan o en que sean más intensos”.
Sobre porqué hay personas más propensas que otras a padecer resaca, el doctor Enrique Peña indica que “el alcohol se metaboliza (como todo lo que se ingiere) por el hígado y hay personas cuyo sistema enzimático trabaja más rápidamente que el de otras personas, por lo tanto, unas personas se emborracharán antes y otras más tarde”.

Las personas que se denominan “acetiladores rápidos”, se emborracharán más difícilmente que los “acetiladores lentos”, pues el metabolismo del alcohol sucede de forma más rápida y por lo tanto se inactiva el acetaldehido más rápidamente, convirtiéndose en ácido acético. En el grupo de los acetiladores lentos, encontramos a las mujeres y a las personas añosas, pues el sistema enzimático de la gente mayor es también más lento”.

Recomendaciones 
Para evitar o atenuar la resaca, el doctor Enrique Peña aconseja “ingerir alimentos mientras se bebe, ricos en hidratos de carbono y proteínas y mejor comer antes de iniciar la bebida, para mezclar alimentos y bebida y ayudar a su metabolización más lenta. Beber despacio y con moderación. Evitar bebidas oscuras como tequila, whisky y brandy o coñac. Las bebidas blancas como la ginebra o el vodka parece ser que dejan menos resaca. No mezclar bebidas de distintos tipos”.

La cuestión es cuando uno ya tiene resaca. ¿Cómo combatirla? Peña apunta: lo primero que vamos a tener que hacer es mantener una buena hidratación. Es fundamental. Un buen aporte de agua y jugos o bebidas isotónicas, son adecuadas para recuperar líquidos perdidos. Por otra parte, deberemos evitar tomar ciertas bebidas como las ricas en cafeína, pues es un producto diurético y nos haría perder más liquido”.
¿Hay alimentos que son mejores para la resaca? El Doctor Alberto Borobia considera que “en principio con evidencia científica no hay ningún tipo de alimento que ayude a prevenirla y/o pasarlo, aunque la vitamina B12 ayuda. Todos los alimentos que tengan esta vitamina ayudan a reducir los efectos de la resaca pero no hay nada que tenga una evidencia científica”.
Los alimentos ricos en vitamina B12 son las vísceras como los riñones; también las carnes en general, además de los huevos. Entre los pescados que contienen una mayor cantidad de esta vitamina se pueden destacar las sardinas, el atún, y las almejas. La vitamina B12 es de gran importancia para el metabolismo y el mantenimiento de los glóbulos rojos, entre otros.

Preguntas frecuentes

1.    ¿Es bueno tomar antiácidos?
Dr. Borobia: “Si una ingesta aguda importante puede producir microerosiones, la toma de antiácidos puede mejorar esa sintomatología.”

2.    ¿Beber agua ayuda?
Dr. Borobia: “Beber agua en principio podría aumentar la absorción del alcohol, por lo tanto tampoco es bueno. Pero si bebés agua mientras tanto y te llenas el estómago de agua y no de alcohol acabas bebiendo menos alcohol”.

3.    ¿El ibuprofeno y otros antiinflamatorios van bien?
Dr. Borobia: “Como son muchos mecanismos los que condicionan el estado de la resaca, el manejo es puramente sintomático y si te duele la cabeza y te tomas un analgésico lógicamente te va a reducir el dolor de cabeza. También es verdad que si tomas ibuprofeno y tienes microerosiones estomacales por el alcohol se puede agravar esa sintomatología. Es decir que muy bueno tampoco es”.

4.    ¿Algún medio infalible contra la resaca?
Dr. Borobia: “No existe. El consumo agudo de alcohol produce hipoglucemia y para combatirlo hay que consumir glucosa, fructosa o hidratos de carbono, porque se transforman posteriormente en glucosa. El organismo tiene mecanismo de defensa y de ahí que haya personas que tengan ganas de ingerir hidratos de carbono”.
Si bien es importante recordar que durante las fiestas no se termina el mundo y no es imprescindible tomar y comer todo lo que se dispone frente a nuestros ojos, hay que tener presente que recuperarse de la resaca puede tomar, al menos, un día.

 

 

Fuente: ellitoral.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *