L@s expert@s alertan del uso de nuevos adulterantes en algunas drogas

  • El 72% de la cocaína analizada por Energy Control tenía también otras sustancias

El panorama del consumo de drogas en el ocio nocturno de Cataluña no mejora. El 72% de las muestras de cocaína analizadas el año pasado por Energy Control — programa gestionado por la Asociación Bienestar y Desarrollo y con financiación de la Generalitat— estaban adulteradas. En muchos casos, con sustancias tóxicas que pueden tener graves efectos sobre la salud. Tras analizar más de un millar de muestras de drogas sintéticas, los responsables del programa alertaron ayer del uso de nuevos adulterantes y de que las pastillas de éxtasis presentan dosis cada vez más elevadas. Los especialistas han encontrado casos que triplicaban la dosis media.

Energy Control recogió 1.249 muestras de drogas sintéticas: la mayoría de cocaína, MDMA (éxtasis) o speed. El programa coloca puestos de análisis en eventos como grandes festivales y macrofiestas para analizar las dosis que llevan los usuarios. Por ello, los datos de consumo no son representativos del conjunto de Cataluña, aunque sí del consumo en el ocio nocturno. “Son un indicador relevante”, explicó el doctor Joan Colom, de la Agencia de Salud Pública de Cataluña.

Del total de sustancias analizadas, un 32% eran muestras de éxtasis; un 30 % de cocaína; un 14 % de speed y el resto se reparten entre la ketamina, el LSD, los opiáceos y nuevas drogas. “Lo que sí podemos extrapolar al conjunto de Cataluña son los porcentajes de adulteración encontrados”, afirmó Mireia Ventura, de los servicios de análisis de Enery Control.

Los expertos alertaron de que la cocaína —la droga más adulterada— presenta con frecuencia dosis de fármacos tóxicos como el levamisol y la fenacetina. Este último es un analgésico que se retiró del mercado por su toxicidad, ya que puede dañar los glóbulos rojos y perjudicar el hígado. Se añade a la cocaína por su aspecto brillante.

Otro de los aspectos preocupantes es la aparición de nuevas drogas. El año pasado se detectaron 33 sustancias diferentes, como la metoxetamina o la 2C-I. “Algunas se están detectando como adulterantes de otras sustancias ilegales”, dice el informe. Por ejemplo, se ha detectado que la metoxetamina se vende en lugar de la ketamina o del MDMA. Nuria Calzada, coordinadora del programa, alertó de que no hay “ninguna investigación clínica” sobre las repercusiones de estas drogas, por lo que sus efectos son desconocidos y no se pueden realizar recomendaciones.

Los análisis de Enery Control también ayudaron a detectar un fenómeno nuevo: la aparición en el mercado de pastillas de éxtasis con dosis “elevadísimas”, que llegan a cuadriplicar las cantidades que se consideran menos dañinas. “Los estudios dicen que para reducir los riesgos y los efectos secundarios graves, las dosis no deben superar entre uno y dos miligramos por kilo de peso del consumidor”, dijo Ventura. Eso significa que la dosis límite para una persona que pesa 60 kilos estaría entre los 60 y los 120 miligramos. Sin embargo, Energy Control analizó en 2013 pastillas de MDMA marcadas con el logo de una calavera que presentaban 270 miligramos de éxtasis. Si en 2009 la dosis media en estas pastillas era de 54 miligramos, el año pasado rondaba los 100.

La Generalitat utiliza este programa para estar al día de la situación de un mercado “muy cambiante y dinámico”. Los análisis también permiten dar la alerta rápida a nivel de España y de la Unión Europea si se detectan nuevos riesgos y para estar en contacto con los usuarios. “Hay evidencia científica de que cuando una persona conoce lo que está tomando gestiona mucho mejor los riesgos», declaró J. Colom.

Fuente: elpais.com

El Gobierno británico autoriza la autodiagnosis del virus del sida desde el hogar

  • Hasta ahora, se podía hacer en clínicas o comprando los utensilios por Internet y enviándolo a un laboratorio.
  • Londres cree que con esta medida, las 25.000 personas que se cree tienen el virus sin diagnóstico podrán animarse a hacerse las pruebas.
  • Se puede realizar con una gota de sangre del dedo o con una muestra de saliva.
La compra por parte de los ciudadanos de equipamiento médico para hacerse las pruebas del sida en su domicilio, en lugar de tener que recurrir a laboratorios o a la Sanidad pública, es legal desde este domingo en el Reino Unido. Los cambios en la legislación que autorizan la autodiagnosis en el hogar, aprobados el pasado septiembre, entraron en vigor este domingo, si bien actualmente aún no existe en el mercado ese equipamiento médico homologado que permitirá hacerse las pruebas en casa. El Gobierno ha señalado que, aunque hay varios proyectos en marcha en el Reino Unido, todavía no se han comercializado utensilios que cumplan las directrices europeas. Hasta ahora, los británicos que no querían acudir a una clínica podían hacerse las pruebas con material adquirido por Internet y enviando sus resultados a un laboratorio, que les podía diagnosticar por teléfono.
25.000 nuevos diagnósticos.
Las autoridades sanitarias consideran que la posibilidad de hacerlo de forma independiente en la privacidad del hogar podría ayudar a que se hicieran el test las 25.000 personas que se cree que portan el virus del sida en este país pero que no han sido diagnosticadas. La fundación contra el sida Terrence Higgins ha señalado que los nuevos exámenes podrían llegar al Reino Unido, que va a la cabeza en la fabricación de ese equipamiento, este mismo año o a principios de 2015.
El estigma que rodea al sida implica que algunas personas teman acudir a una clínica.
Los expertos señalan que la realización de las pruebas podría conllevar sacar una gota de sangre de un dedo o una muestra de saliva de la boca. Una portavoz del ministerio de Salud declaró que «el estigma que rodea al sida implica que algunas personas teman o sean reticentes a acudir a una clínica para hacerse análisis». «Los cambios en la legislación significan que los equipamientos de autodiagnóstico son ahora legales, haciendo el proceso más fácil y discreto», añadió. La portavoz recordó que los análisis continuarán siendo gratuitos en el Servicio Nacional de Salud (NHS) y advirtió de que algunos test adquiridos por internet pueden no ser fiables.

Fuente: 20minutos.es

Médicos que no saben nada de sexo entre mujeres

  • La invisibilización del sexo entre mujeres impide la prevención de enfermedades de transmisión sexual.
  • «Los ginecólogos no tienen idea de qué medios tenemos que utilizar para prevenir el contagio entre mujeres».
  • Sanidad no financia programas específicos para este colectivo.
  • «No hay datos reales de exposición a las ETS porque no se han hecho estudios», lamentan desde la FELGTB.

A Paula –nombre ficticio– le diagnosticaron el Virus del Papiloma Humano (VPH), una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes. Para no contagiar a su pareja, esta mujer de 40 años preguntó a varios ginecólogos de la sanidad pública qué métodos preventivos utilizar. Pero es lesbiana y, en estos casos, «los médicos no saben decirte qué medios tienes que utilizar», denuncia.

No es un caso aislado. Paula se vio obligada a someterse a revisiones, en la sanidad pública madrileña, cada tres meses primero y cada seis después durante dos años, con un ginecólogo diferente en cada consulta. Al plantearles su situación, sólo recibió «contestaciones absurdas, no contestaban o se ponían colorados» al hablar de sexo entre mujeres, relata. «Nadie te explica bien las cosas y, como lesbiana, mucho menos». Incluso, en algunos casos, «dieron por hecho que es muy difícil que te contagies», explica la afectada.

Difícil o no, los contagios de ETS entre mujeres son posibles. Y esto engloba, además, el VIH. Desde el Ministerio de Sanidad se financian programas de prevención para colectivos especialmente vulnerables. El último año se destinó 1,1 millones de euros para personas sin hogar, drogodependientes, trabajadores del sexo, inmigrantes, reclusos, transexuales, colectivos LGTB y hombres que tienen sexo con hombres. Pero ninguno específico para mujeres que tienen sexo con mujeres.

Esto se debe a que no hay evidencias epidemiológicas de que el de lesbianas y mujeres bisexuales sea un colectivo muy afectado. No obstante, la secretaria de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales, Amanda Rodríguez, destaca que «no hay datos reales de exposición a las ETS en mujeres que tienen sexo con mujeres» porque «no se han hecho estudios», lo que impide la creación de «protocolos inclusivos» por parte de la Administración.

Ante la pasividad del ministerio, al que han pedido «mayor implicación», han tenido que ser las propias asociaciones, «motu proprio y autofinanciadas», las encargadas de llevar a cabo iniciativas que permitan la visibilización del sexo entre mujeres y lleguen hasta los profesionales sanitarios para que se adapten a esta realidad más allá de los programas destinados al colectivo LGTB en general, indica Rodríguez.

«Piensan que sólo nos cogemos de la mano»

«Es desconocimiento e invisibilización», recalca la secretaria de la FELGTB. «Se invisibilizan nuestras prácticas y se da por hecho que no vamos a tener prácticas de riesgo», explica. A la federación han llegado incluso casos en los que «te preguntan si tienes penetración y, si no tienes, te dicen que no es necesario hacer citologías».

«Sigue habiendo una concepción muy paternalista sobre el sexo entre mujeres. Da la impresión de que piensan que sólo nos cogemos de la mano y nos damos besitos, no queriendo ver que tenemos una vida sexual plena con sus pros y sus contras, que, en este caso, son las enfermedades de transmisión sexual», reflexiona Paula.

Desde el departamento de formación continuada del Colegio de Médicos de Madrid, señalan que con motivo del Día Mundial del Sida se imparten cursos especializados en prevención a más de un centenar de médicos durante 20 horas. No obstante, en cuanto a los métodos de prevención entre lesbianas y mujeres bisexuales, indican que dependen de cada quien. «Cada médico tiene una formación; la que elige».

 

Fuente: eldiario.es