Los jóvenes conductores que no beben si van a conducir, se duplican en 10 años.

El grupo de edad entre los 18 y 24 años es el que ha registrado un mayor descenso de muertes por accidente de tráfico desde 2001.

El número de jóvenes conductores que nunca bebe alcohol si van a conducir ha pasado de un 34% en 2001 al 61% en 2010, según una encuesta de la Federació Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), que hoy ha presentado el balance de la figura del conductor alternativo, en su décimo aniversario. “Los resultados son muy positivos y esperanzadores y se evidencia que existe un mayor grado de concienciación en todo lo relacionado con el consumo de alcohol y conducción”, ha asegurado el director ejecutivo de FEBE, Bosco Torremocha.

En una década, desde que empezó el programa Noc-turnos, el número de jóvenes que afirma practicar el conductor alternativo ha pasado de un 5% al 90%. Además, entre los menores de edad, la intención de recurrir a esta figura una vez obtenido el permiso de conducir ha aumentado de un 48% a un 71%.

Es precisamente el grupo de edad comprendido entre los 18 y los 24 años el que ha registrado el mayor descenso de víctimas mortales por accidente de tráfico, un 69% desde 2001, seguido de los jóvenes de entre 25 y 34 años, con una caída de la mortalidad del 34%, según la última edición de “Las principales cifras de la siniestralidad vial en España 2010”, que la Dirección General de Tráfico (DGT) publicó la semana pasada.

Sin embargo, según el estudio de la FEBE, los jóvenes siguen utilizando el coche como medio de desplazamiento favorito para salir por la noche. Un 68% reconoce que utiliza este vehículo en sus salidas nocturnas, un porcentaje que apenas ha caído unas décimas en la última década.

El nuevo perfil de la mujer con sida en España.

  • Madres heterosexuales, cercanas a los 40 años y diagnosticadas tardíamente.

El perfil de la mujer con sida en España ha cambiado hasta situarse en los patrones de madre cercana a los 40 años, de tendencia heterosexual y diagnosticada de manera tardía, según un estudio que se presentará del 8 al 11 de noviembre en el III Congreso Nacional GeSIDA que se celebra en Sevilla.

El estudio del que se han extraído estos datos ha sido realizado a 748 mujeres que estaban hospitalizadas en 23 centros sanitarios. El documento -que ha sido elaborado en colaboración con el Plan Nacional sobre el Sida- también afirma que la población afectada en España ha diversificado razas y nacionalidades, y es que más de la mitad de los nuevos diagnósticos de VIH en mujeres pertenecen a la población inmigrante.

A la capital hispalense acudirán más de 400 médicos para tratar con el Grupo de Estudio de Sida (GeSIDA), de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), temas como políticas específicas de género para la prevención y lucha contra el VIH en mujeres. Durante las conferencias sobre sida se debatirán datos como que el 20% de los nuevos diagnósticos del virus se dan en mujeres, o que la transmisión heterosexual es la principal en ellas, suponiendo el 79% del total de los casos. Para GeSIDA, “es necesario sentar las bases para una atención diferenciada, y que concluye con la necesidad de incorporar a las mujeres en los ensayos clínicos”.

Cambio de perfil

Los nuevos datos sobre el perfil de mujer con sida en España también evidencian que en los últimos años se ha producido una disminución significativa en el número de madres de recién nacidos con VIH, gracias a las pruebas realizadas en mujeres embarazas. Todas estas conclusiones se han extraído de un análisis en pacientes diagnosticadas entre el año 2006 y 2010.

La edad media de la mujer con sida alcanza los 38,31 años, comprendiéndose el 78% de las afectadas entre los 25 y los 49 años. Además, el 66% de las mujeres enfermas no recibieron un diagnóstico precoz.

Otros datos que presenta el estudio de GeSIDA son que el 44,2% de las mujeres era de raza blanca, el 21,93 negra y el 9,76 procedía de países latinoamericanos. Por otra parte, el 46,66% vivían en casa individual y el 38,5 eran trabajadoras activas. El nivel de estudios de las mujeres con sida que se analizaron era de enseñanza primaria en el 39,44% de los casos y de secundaria en el 20,72.

Desde que se desató la epidemia mundial en España han padecido sida 79.363 personas, según datos de la Secretaria del Plan Nacional sobre el Sida, dependiente del Ministerio de Sanidad. A pesar de que el incremento de nuevos casos de infección se produce sobre todo en hombres que practican sexo con otros hombres, GeSIDA subraya la especial vulnerabilidad de la mujer frente al VIH, sobre todo en los segmentos de población menos favorecidos.

A nivel mundial, el crecimiento del número de mujeres infectadas es uno de los fenómenos más preocupantes en relación con el VIH, representando ya el 52% de los casos.

Publicado en: elmundo.es

Cómo implicar a los jóvenes en la lucha contra el VIH.

Jóvenes seropositivos durante un evento de concienciación.| Reuters

  • ONUSIDA anima a la población de entre 15 y 29 años a crear políticas de sida
  • Se compromete a aplicar la nueva estrategia el próximo año

“Pedimos a los jóvenes de todo el mundo que entren a debatir y que trabajen junto a ONUSIDA para inventar nuevas estrategias que prevengan las infecciones por VIH”. Éste es el llamamiento que hace Michel Sidibé, director ejecutivo del organismo de la ONU, a la población de entre 15 y 29 años.

¿Por qué ahora? Porque si esta nueva generación no da un paso al frente y se compromete en la lucha contra el virus, los objetivos fijadospor los líderes mundiales para 2015 -como los de lograr el acceso universal al tratamiento o eliminar la transmisión de madre a hijo-, no se conseguirán.

Según los datos del organismo de la ONU, unos 3.000 jóvenes se infectan cada día con el VIH y de los cinco millones de ellos que ya viven con el virus, muchos no reciben los fármacos que necesitan. Para concienciarles de que la epidemia también va con ellos y que tienen mucho que decir sobre cómo abordarla, ONUSIDA ha lanzado el proyecto CrowdOutAids, una iniciativa online, similar a una red social, que tiene cuatro fases: primero conectar a los jóvenes de todo el mundo, que debatan y compartan sus opiniones, que busquen soluciones y, por último, que se llegue a una acción y a una política de prevención colectiva, que ONUSIDA se compromete a poner en práctica.

Mikaela Hildebrand, una de las encargadas de la iniciativa, explica a ELMUNDO.es que “queremos asegurar una participación abierta y transparente”. Los debates se llevan a cabo “en seis idiomas distintos”, indica. “En los próximos dos meses esperamos que al menos 3.500 personas estén discutiendo en línea y que más de 100.000 hayan entrado alguna vez a interesarse por el proyecto. Los datos son buenos. En el primer día, 400 jóvenes se registraron en los foros de debate”, señala.

“Es absolutamente necesario que contemos con los jóvenes, no sólo para que reciban nuestros mensajes sino para que propongan los suyos y sean artífices de un cambio en la lucha contra el sida”, añade Sidibé. CrowdOutAids pretende usar las nuevas tecnologías y formas de comunicación y por eso estarán presentes en Facebook, Twitter y Renren (la red social china). Según explican desde ONUSIDA, la idea es que la estrategia que salga del debate se empiece a aplicar en enero del próximo año.

Implicar a la gente joven en el desarrollo de políticas que les afectan es un paso necesario para que éstas tengan éxito, pero que todavía no se tiene en cuenta. De hecho, en la página de CrowdOutAids, el 90% de los jóvenes opina que no se les involucra en las decisiones políticas. “Es importante que les involucremos, con el fin de que nuestros puntos de vista, expectativas y aspiraciones se vean completamente representadas”, declara Jennifer Ehidiamen, blogger y periodista nigeriana y gestora de contenidos de CrowdOutAIDS.org.

Publicado en: elmundo.es